San Pedro Sula, Cortés.

En el Centro Integrado se desarrolló la audiencia de declaración de imputado contra un supuesto pastor que a la vez se le considera integrante de una estructura criminal.

El juez que conoce el caso resolvió imponer la medida cautelar de la detención judicial contra Javier Antonio Hernández Ponce, a quien se le supone responsable de los delitos de porte ilegal de arma de fuego de uso permitido y asociación para delinquir.

El juez decidió, ante la gravedad de la pena, el peligro de fuga, la obstrucción a la investigación o el riesgo que el imputado atente contra los denunciantes o testigos, remitirlo a la cárcel de máxima seguridad de La Tolva, en Morocelí, El Paraíso.

También se pidió requerir a los agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (Fnamp) para que respondan sobre la forma en que se realizó el allanamiento de morada y si tenían orden judicial para realizar la acción, todo de acuerdo con una solicitud hecha por la defensa.

Antecedente: el Juzgado de Ejecución Penal de San Pedro Sula, el 11 de marzo de 2020 le otorgó libertad provisional con relación al caso de un asesinato en perjuicio de José Luis Pineda Jiménez.

Fue el lunes 10 de enero de 2022, como a eso de las 3:00 am cuando en la 4 calle y 7 avenida del sector Chamelecón estaban unos sujetos reunidos y realizando disparos al aire. Seguidamente comenzó una búsqueda hasta ubicar a un individuo que se puso a gritar al momento de la captura y a quien se le decomiso una arma de fuego tipo pistola, su cargador y nueve proyectiles 9 mm.

EL hombre se identificó en su momento como Javier Antonio Hernández Ponce, a quien le observaron varios tatuajes alusivos a la MS-13.