San Pedro Sula, Cortés.

En la sala tercera del Tribunal de Sentencia se realizó la audiencia para la individualización de la pena contra dos imputados declarados culpables del crimen de una madre y su hija, así como de un amigo, hecho suscitado el 27 de abril de 2018 en Choloma, Cortés.

La audiencia para la lectura de la sentencia fue programada para el miércoles 19 de enero en los juzgados de San Pedro Sula.

La Fiscalía solicitó 23 años de cárcel, la pena mínima son 20 años y máxima 25 años por el delito de asesinato, por cada uno de los tres hechos violentos, para totalizar 69 años de prisión. Se añadieron las penas accesorias de inhabilitación absoluta e interdicción civil.

Las pruebas testimoniales, científicas y periciales derivaron en que los juzgadores dieran como hecho que los procesados Ismael Antonio Centeno y José Ángel Martínez Coto son los responsables de haber participado en la masacre donde murieron Karina Isela Alvarado Enamorado (48), su hija Sthephanie Roxana Munguía Alvarado (14) y Ruberman Rivera Bueso.

Rostros de los dos hombres que participaron en la masacre.

Los hechos se produjeron a eso de las 10:00 pm en la casa de las víctimas en la colonia Cerro Verde, sector López Arellano. Hasta donde ellas despartían llegaron tres hombres que sin mediar palabra dispararon, matando rápidamente a Karina Isela Alvarado, mientras que su hija y el hombre murieron poco después en un centro hospitalario de San Pedro Sula.