Tegucigalpa, Honduras.

Auto de formal procesamiento con prisión preventiva dictó un juez este jueves en contra de un individuo que ya había pagado una condena por el delito de violación.

Se trata de Elvin Alfredo Ávila Canales (34), quien, de acuerdo con la información brindada por el Ministerio Público (MP), el 30 de octubre de 2015 conducía un taxi y transportaba a una muchacha que minutos después se convirtió en su víctima.

Versión de los hechos

La investigación indica que en horas de la noche la ofendida abordó la unidad conducida por Ávila Canales en una zona comercial de Tegucigalpa.

El taxista no siguió la dirección que le dio la dama para que la llevara a su casa, razón por la que ella le preguntó hacia dónde la llevaba, a lo que él contestó que tenía que pasar por su hogar recogiendo unas pertenencias, pero instantes después aceleró el vehículo y se dirigió a la salida que conduce a Olancho.

Cuando estaban por el sector de Río Abajo, Ávila Canales se desvió a un lugar solitario, en donde posteriormente abusó sexualmente de la mujer, según el MP.

El testimonio de la víctima indica ella pidió auxilio, pero él le dijo que “gritara lo que quisiera, que ahí nadie la iba a escuchar”, según la información en poder de los fiscales.

Luego la bajó del vehículo, continúo abusando de ella y posteriormente la lanzó a un barranco mientras le decía que si lo denunciaba la iba buscar para matarla; después de la violación, el individuo se subió al automóvil y se marchó del lugar.

La ofendida fue auxiliada por vendedores de frutas de esa localidad e interpuso la denuncia contra el imputado. La orden de captura se giró hasta marzo de 2022 y el sospechoso fue aprehendido en mayo.