San Pedro Sula, Honduras.

El caso contra el alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina, fue elevado a juicio oral y público, por lo que la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado, que lo acusó por lavado de activos y posesión ilegal de arma comercial y prohibida, solo espera la programación de las audiencias en los tribunales de jurisdicción nacional.

El juicio oral y público se desarrollará en Tegucigalpa adonde los jueces de jurisdicción están conociendo la acusación hecha desde agosto de 2014.

Según se informó, el expediente ya está en manos de los jueces de sentencia que programarán la fecha para la audiencia. El alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina, fue capturado en un operativo realizado el 27 de julio de 2014 en su casa de habitación en Yoro. Los hermanos del alcalde, Miguel Ángel y Mario Roberto, también están acusados por el delito de lavado de activos.

Los tres imputados se encuentran recluidos en el centro penal de San Pedro Sula, adonde también esperan que se fije la fecha para comparecer ante los jueces. Por parte de la Fiscalía ya tienen listas una gran cantidad de pruebas que van desde las actas de los allanamientos que se hicieron en cada una de las propiedades de la familia Urbina Soto hasta los avalúos de cada una de ellas con las que pretenden demostrar que los imputados utilizaron dinero de narcotráfico para la compra de haciendas y casas. Para el Ministerio Público, los bienes de los hermanos Soto Urbina incrementaron desde el año 2009, tiempo en el que Arnaldo fue electo como alcalde.

En las investigaciones, también involucran a otro de los hermanos identificado como Carlos Fernando Urbina Soto, sobre quien pende una orden de captura.

Las propiedades de la familia Urbina están aseguradas por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi). Entre los bienes asegurados está la hacienda Las Flores, ubicada en la aldea de Ayapa, Yoro, varias casas de los acusados, vehículos y ganado.