Más noticias

Exalcalde de Santa Bárbara pasará siete años en prisión

Edgardo Ramón Sabillón Castillo fue encontrado culpable de tres delitos en 2007, pero se encontraba libre.

Agentes de la Atic capturaron a Edgardo Ramón Sabillón en San Pedro Sula la noche del viernes.
Agentes de la Atic capturaron a Edgardo Ramón Sabillón en San Pedro Sula la noche del viernes.

Tegucigalpa, Honduras

El exalcalde de Santa Bárbara, Edgardo Ramón Sabillón Castillo (56), fue trasladado al centro penal de Gracias, Lempira.

El exfuncionario fue detenido la noche del viernes en San Pedro Sula porque tenía pendiente una orden de captura emitida el pasado 9 de septiembre de 2015 por el juzgado de Gracias, Lempira.

Los agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) realizaron las averiguaciones del lugar donde se encontraba el exalcalde, procedieron a detenerlo y luego ponerlo a la orden del juzgado competente.

Se conoció que fue trasladado a la capital y luego a Gracias.

Edgardo Ramón Sabillón había sido condenado por tres delitos en diferentes períodos: atentado en contra del fiscal Luis Javier Santos, malversación de caudales públicos y abuso de autoridad en perjuicio de la administración pública de Honduras.

Suspendido

Se informó que pese a haber sido condenado por los delitos que cometió, el exalcalde no había sido enviado a prisión porque un juez de ejecución de Santa Bárbara, incumpliendo lo ordenado en la normativa del Código Penal y Código Procesal Penal, lo favoreció con resoluciones dilatorias fuera de lo que establece la ley, a pesar de que la sentencia era firme.

También el juez de ejecución enfrenta un antejuicio y fue suspendido de su cargo por el Consejo de la Judicatura, según se conoció.

Ante esa situación, la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública considera que la captura del exfuncionario es satisfactoria, ya que el condenado “por fin comenzará a cumplir la sentencia”, la cual será en el centro penal de Gracias, Lempira, donde va a cumplir la condena que se le impuso por parte del juez que conoció el caso, por los tres delitos cometidos.

Tras la captura por los agentes de la Atic, Sabillón Castillo estará siete años en prisión, tal como lo establece la resolución del juez que lo había condenado.