Puerto Cortés, Honduras

Autoridades concluyeron la revisión de los ocho contenedores que llegaron a la Empresa Nacional Portuaria (ENP) procedentes de Cartagena, Colombia.

En total se encontraron 702 kilos de pasta de cocaína ocultos en 3,300 reglas de madera de un metro de largo por tres pulgadas de ancho cada una, que llegaron a Honduras en el barco Pinara.

La embarcación arribó el 22 de diciembre del año pasado a Puerto Cortés.
La carga la envió la compañía colombiana Distripuertas, S.A. con destino a la empresa Impex, S. de R.L. de San Pedro Sula.

Según las autoridades, con cada kilo de pasta se pueden producir hasta cuatro kilos de cocaína pura. “El caso es investigado de manera intensa y se aplicarán las acciones establecidas por nuestras leyes”, expresó el portavoz policial, comisario Jorge Rodríguez.