Más noticias

Honduras: Dejó de “llover” cocaína

En los primeros seis meses de este año, 14 avionetas -la mayoría con matrícula venezolana- ingresaron en el país. Algunas de ellas fueron incineradas después de lanzar miles de kilos de cocaína o, según sospechas de investigaciones, paquetes de dólares.

/

En los primeros seis meses de este año, 14 avionetas -la mayoría con matrícula venezolana- ingresaron en el país. Algunas de ellas fueron incineradas después de lanzar miles de kilos de cocaína o, según sospechas de investigaciones, paquetes de dólares.

Desde hace 15 días no se reporta el ingreso de estas aeronaves, lo cual coincide con el tiempo que tiene el ex presidente Manuel Zelaya de haber salido del cargo.

Esto ha levantado suspicacias entre políticos nacionales, analistas internacionales e incluso autoridades estadounidenses.

Un congresista de Estados Unidos ha pedido a su Presidente -Obama- que los cuerpos de investigación deben aclarar cuáles son las redes del narcotráfico en Honduras y los posibles vínculos con políticos nacionales.
Camino a un “narcoestado”

El comisionado nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, una de las autoridades mejor informadas del país, desde comienzos de 2008 advirtió del peligro de que Honduras se convirtiera en un “narcoestado” por la forma tan rápida con que esta actividad se movía en el país en los últimos tres años.

Incluso, el 7 de junio de 2008, Custodio advirtió que con la reforma de la Ley Orgánica de la Policía se consolidaba el “narcoestado”, debido a que la normativa da todos los poderes a los directores generales de Policía; en ese caso, “este país que se aliste para ver qué le va a pasar”, dijo.

Pidió al ex presidente Zelaya que realizara una limpieza en la Policía, ya que tres jefes estaban vinculados a tres carteles.
El tiempo le va dando la razón a Custodio. Muestra de ello es que el sábado recién pasado la Policía capturó en La Mosquitia a diez agentes, entre ellos dos jefes de la Policía de Investigación, con 142 kilos de cocaína, quienes -según autoridades antinarcóticos- habían sido enviados por uno de los directores de la Policía.

En uno de sus informes, el comisionado insistió en que las drogas pasan por Honduras sin dejar rastro. La reducción de la incautación no significa que éstas ya no pasen por territorio hondureño; “todo lo contrario, las drogas pasan. No queda ni rastro, pero sí deja bolsillos llenos”.

Tormenta de droga
Sólo entre el 28 de enero y el 15 de junio de este año, la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, Dlcn, registra que en el país aterrizaron 14 “narcoavionetas”, en su mayoría con matrícula venezolana.

El paso de estos aparatos cargados de droga iba en incremento. Para esas fechas, el depuesto Presidente enfocaba su trabajo en el montaje de una encuesta para derogar la Constitución. Sólo en junio cayeron cinco aeronaves.

Nada más en cinco de las 14 “narcoavionetas” encontradas este año la Dlcn ha logrado confiscar 3,988 kilos de cocaína. En cuanto al resto de las aeronaves, unas fueron encontradas vacías y otras incineradas.

La mayoría de las avionetas habían estado aterrizando en el litoral atlántico del país, en los departamentos de Atlántida, Colón, Gracias a Dios e Islas de la Bahía. Otras aterrizaban en Olancho y Yoro.

Llegaban a pistas clandestinas o a plena carretera. Sus contactos en Honduras colocaban iluminación portátil para guiar a los pilotos.
Fuentes consultadas por este medio revelan que una de las zonas donde más control tienen los narcotraficantes es el departamento de Gracias a Dios, donde casi ha sido imposible luchar contra este delito.

Los narcotraficantes se dedicaban a lanzar la droga desde el espacio y abajo era recogida por sus contactos, quienes de inmediato la escondían. Seguía el transporte interno de la cocaína en su camino a Estados Unidos.Se estima que en la zona selvática hay toneladas de droga en manos de capos de la región o de la población.

Esta situación podría generar un conflicto en la zona por el pleito de apropiarse de este producto ilegal. El problema también es que estas bandas tienen mejor logística que las autoridades de la zona.

Se analiza situación
Los cuerpos de investigación ven con suspicacia que en los últimos días, luego de asumir el nuevo Gobierno, no hayan caído más de estos aparatos en el territorio hondureño.

Sobre este aspecto, Arístides González, director de la Dlcn, expresó: “No me quisiera referir a eso porque es como una acción muy precipitada. Efectivamente, pues eso es lo que se ha observado, no ha habido muchos vuelos. Vamos a analizar eso y sacar conclusiones”.

Recientemente, el ex canciller de Honduras, Enrique Ortez Colíndres, dejó entrever públicamente que había evidencia de que el gobierno de Zelaya estaba involucrado en el tráfico de drogas.

Por otra parte, el periodista de la cadena Telemundo, Pedro Cevcec, dijo públicamente que una fuente de mucha confiabilidad le expuso que había gente del gobierno de Zelaya vinculada con narcotraficantes colombianos y venezolanos.

Incluso, prosiguió, “una investigación establece que habría vínculos de gente del gabinete de Zelaya con grupos de narcotraficantes”. El periodista, que dio declaraciones a una radio local, evitó dar sus fuentes.

Piden investigación
El congresista Thomas G. McCotter le mandó una carta al presidente Barack Obama en la que expresa su preocupación por los nexos del narcotráfico en Honduras.

“Le escribimos con el fin de que usted, de manera personal y explícita, nos asegure que el servicio de Inteligencia de los Estados Unidos o las autoridades legales competentes no tienen información implicando a funcionarios de la administración hondureña de Manuel Zelaya, incluyéndolo a él mismo, en el tránsito de narcóticos ilegales a través del territorio hondureño o de tener otros vínculos con el narcotráfico”, dice la carta.

Declaración
El 30 de junio, la agencia Prensa Asociada publicó una acusación proveniente de un funcionario actual del gobierno de Honduras, en la cual se manifestaba que el gobierno de Manuel Zelaya “permitió que toneladas de cocaína ingresaran en el país centroamericano en su ruta a Estados Unidos”.


El entonces ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Ortez, ha expresado: “Cada noche, tres o cuatro aviones venezolanos aterrizan sin permiso de las autoridades pertinentes y traen miles de toneladas y paquetes de dinero que son fruto del narcotráfico.
Tenemos pruebas de esto. Los países vecinos tienen estas pruebas. La DEA las tiene”, expresó Colindres.