Contador de Miguelito Carrión y compañera de trabajo son los asesinados en San Pedro Sula

El atentado ocurrió este martes a eso de las 4:00 de la tarde.

Los matones persiguieron el automóvil del contador y lo remataron infiriéndole varios balazos, la mujer murió horas después en el hospital Mario Rivas.
Los matones persiguieron el automóvil del contador y lo remataron infiriéndole varios balazos, la mujer murió horas después en el hospital Mario Rivas. /

SAN PEDRO SULA.

En un ataque perpetrado por dos sicarios en motocicleta fue ultimado a balazos ayer el contador del extinto Miguel Carrión en la avenida Juan Pablo II, en el barrio Medina de esta ciudad.

El crimen contra César Augusto Pérez (de 61 años) ocurrió a eso de las 4:00 pm.

En el atentado resultó herida de gravedad una compañera de trabajo de Pérez identificada como Isamar Estefany Cortés Lorenzo (de 29 años), quien murió horas después en el hospital Mario Rivas, según informaron las autoridades policiales.

En la relación de hechos dada a conocer por la Policía se establece que Pérez a esa hora circulaba en su carro doble cabina blanco por la avenida Juan Pablo II por la trocha de norte a sur.

Según las averiguaciones de la Policía, media cuadra antes de llegar a la 14 calle del barrio Medina se puso a la par del carro de Pérez una motocicleta roja marca Italika en la que se conducían dos individuos con cascos protectores en la cabeza.

El gatillero que iba sentado atrás le empezó a disparar al carro de César Augusto Pérez y él ya herido se metió en el estacionamiento de un edificio en la esquina de la 14 calle y la referida avenida.

Los matones persiguieron el automóvil del contador y lo remataron infiriéndole varios balazos.La mujer que acompañaba a Pérez fue llevada herida por una patrulla de la Policía al hospital Mario Rivas.

Las autoridades policiales informaron que la mujer murió a eso de las 7:00 pm. Los familiares de Pérez dijeron que era licenciado en Contaduría y Administración de Empresas.

Crimen de Carrión

El 26 de febrero, el empresario Miguel Carrión, conocido como Miguelito, fue ultimado en pleno centro de la ciudad, una cuadra al norte del parque central, junto con cinco personas más.

Dos de los victimados eran guardaespaldas de Carrión, un cliente y otros trabajadores del empresario que estaban laborando en la construcción del edificio adonde se dio el múltiple homicidio.

El ataque en el que murió Carrión y las otras cinco personas fue perpetrado por varios individuos vestidos de policías y armados de fusiles que se trasportaban en un pick-up y en una camioneta.

Los homicidas se bajaron de los carros y les gritaron a las víctimas y les ordenaron que se colocaran de espaldas a la pared para luego proceder a matarlas.

La Prensa