Capturan a cabecilla de la MS-13 en una residencial de San Pedro Sula

Alias Matusalen, es el detenido que fue capturado en una operación policial.

Franklin Ramón Boyate Chicas (39).
Franklin Ramón Boyate Chicas (39).

San Pedro Sula, Honduras

En una operación policial antimaras y antinarcoticos fue detenido un supuesto cabecilla de la pandilla MS-13 en la residencial Salamanca de San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

El sospechoso fue identificado cómo Franklin Ramón Boyate Chicas (39 años) quien se le conoce con los alias de "El Matusalen", "Chicho" y "Mayu".

La Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) junto a las Policías Militar y Nacional dieron captura al sospechoso a quien la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) le considera un pandillero activo desde hace diez años.

Según las autoridades, los delitos por los que es fichado son por procesamiento y tráfico de drogas y por tener además una orden de captura pendiente tráfico de drogas agravado y la de asociación ilícita emitida por un Juzgado con Jurisdicción Nacional.

Carro decomisado
Vehículo decomisado al momento de la detención.

Al momento de su captura se le decomisó:

  1. Cincuenta Mil Lempiras (Lps. 50,000), producto de la venta y distribución de drogas.
  2. Cuatro (04) Paquetes de supuesta marihuana de aproximadamente un kilo cada uno.
  3. Trescientas Doce (312) bolsitas transparentes, conteniendo en su interior supuesta Marihuana.
  4. Un recipiente de plástico conteniendo en su interior supuesta Marihuana.
  5. Dos (02) bolsas transparentes conteniendo en su interior aproximadamente una libra de Piedras de supuesto Crack.
  6. Un teléfono celular, marca Redmi, color negro, pantalla táctil.
  7. Un vehículo turismo.
  8. Tres Libretas con registros de la contabilidad de la venta y distribucion de drogas.
  9. Una balanza la cual es utilizada para pesar droga.
  10. Nueve (09) cajas de navajas Gillete las cuales son utilizadas para cortar droga.
Decomiso San Pedro Sula
Droga y dinero presentada como evidencia tras la detención del sospechoso.

El detenido ha sido remitido al juzgado correspondiente para responder por los delitos antes mencionados, los cuales se justifican como perjuicio a la salud publica.

La Prensa