Sicarios en moto asesinan a dueño de tienda de celulares

El ataque ocurrió frente a su negocio en Villanueva

Agentes de la Policía Nacional y de la DPI inspeccionan el carro en que ultimaron al comerciante  Elvin Rápalo en una calle del centro de Villanueva.
Agentes de la Policía Nacional y de la DPI inspeccionan el carro en que ultimaron al comerciante Elvin Rápalo en una calle del centro de Villanueva.

Villanueva, Honduras.

Frente a su negocio quedó mortalmente herido el comerciante Elvin Omar Rápalo Castellanos (de 38 años), quien fue atacado a tiros ayer por sicarios en motocicleta en el centro de Villanueva.

Después del ataque de los malvivientes, el comerciante fue auxiliado y llevado a una clínica privada donde llegó sin vida.

El crimen ocurrió a eso de las 8:30 am de ayer en el barrio Manuel Bonilla del centro de Villanueva.

Según testigos, Elvin Omar Rápalo Castellanos se conducía en un vehículo gris pick-up placas PDU 2713 con otra persona cuando fueron atacados.

El comerciante estacionó su vehículo frente al negocio de venta de celulares y accesorios en una calle transitada del centro de Villanueva.

LEA: En emboscada matan a tres vendedores de café en Intibucá

Cuando se disponía a bajarse del vehículo, dos sujetos en motocicleta se acercaron y uno de ellos sin bajarse le disparó en varias ocasiones al vidrio del lado del conductor donde estaba Rápalo.

Los sicarios huyeron en la motocicleta luego de dispararle al dueño de la tienda de celulares.

Rápalo Castellanos fue auxiliado y llevado a una clínica privada, pero al llegar los médicos confirmaron que ya estaba sin signos vitales.


Hombre trabajador

Según indicaron amigos, la víctima era originario de Villanueva donde lo vieron esforzarse trabajando en sus negocios.

Indicaron que primero comenzó con una barbería, la que tuvo muchos años y empleó a jóvenes; “poco a poco se fue haciendo de las tiendas de celulares y tenía dos locales pequeños”.

Un hermano de Rápalo Castellanos también comentó que era un joven trabajador que a base de préstamos logró montar sus negocios. Aseguró que perdonaba a los sicarios por la muerte de su hermano.

Técnicos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) hicieron la inspección donde fue tiroteado el comerciante y encontraron casquillos de las balas disparadas.

En los extremos de la calles donde ocurrió el crimen hay dos cámaras de seguridad del 911, por lo que los agentes solicitarán los videos que posiblemente hayan captado el ataque. Los investigadores aún no tienen móviles del asesinato ni sospechosos.

La Prensa