Sus compinches habrían ultimado a pandilleros de la 18 en La Tolva

Los tres reclusos fueron hallados muertos en una celda del módulo 5 de la cárcel.

Doña Reyna Martínez, madre de José Cárcamo, se abraza con uno de sus familiares.
Doña Reyna Martínez, madre de José Cárcamo, se abraza con uno de sus familiares.

TEGUCIGALPA.

Tres convictos fueron hallados muertos en un módulo de la cárcel de máxima seguridad La Tolva en Morocelí, El Paraíso.

Autoridades de ese centro penal tuvieron conocimiento del hecho cerca de las 6:00 am de ayer, pero los crímenes se habrían cometido entre la noche del miércoles y la madrugada.

Además
Los cuerpos de los tres reclusos fueron levantados muchas horas después de su muerte; pero antes los agentes de Inspecciones Oculares de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) trabajaron en las averiguaciones del caso.

Las víctimas fueron identificadas como Carlos Johán Boquín Hernández (de 24 años), José Noé Cárcamo Martínez (24) y Pablo Antonio Estrada López (25). Los tres pandilleros de la 18 habrían sido asesinados por sus mismos compañeros de celda y mareros de la 18.

La triple muerte ocurrió en el módulo 5 donde están internos solo mareros de la 18, por lo que se sospecha que ellos les quitaron la vida.

La portavoz del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Digna Aguilar, informó que “al momento de acudir al módulo, los pandilleros de la 18 dijeron que a ellos se les había dado de baja debido a que tenían cuentas pendientes con el barrio (con la pandilla)”.

TC SUCE2 070820(800x600)
José Cárcamo Martínez.

Los tres convictos fueron estrangulados, de acuerdo con el reporte preliminar del ente carcelario.

Carlos Johán Boquín Hernández estaba acusado de robo de vehículo, robo agravado y privación injusta de la libertad. Estaba recluido desde octubre de 2015.

Pablo Antonio Estrada López cumplía una pena por homicidio simple y estaba preso desde abril de 2019. Según la Fiscalía, era responsable del crimen contra un oficial de la Policía en San Pedro Sula en diciembre de 2018.

José Noé Cárcamo Martínez era sindicado por la participación en dos asesinatos ocurridos en la capital. Fue arrestado en abril de 2015. En abril de 2017 fue declarado culpable de la muerte de una estudiante del Instituto Central Vicente Cáceres.

TC SUCE3 070820(800x600)
Pablo Estrada López.

Relato

Reyna Martínez, madre de José Cárcamo, contó que no veía a su hijo “desde que comenzó la pandemia; ese sábado (14 de marzo) teníamos visita, pero nos prohibieron las visitas, desde esa vez no lo volví a ver”.

José Noé era un exalumno del Instituto Central Vicente Cáceres, que en su momento se enroló con la pandilla 18 y 'sus actividades delictivas.

“Él era un cipote y por las gavillas es que anduvo en eso (en las maras)”, lamentó la progenitora de Noé, quien mientras estuvo en libertad vivió en la colonia Tiloarque.

La Prensa