Dos niños mueren soterrados mientras dormían en su casa en Intibucá

El lamentable hecho se produjo en horas de la noche de ayer martes en Yamaranguila.

Momento en que se realizaban labores de rescate en la vivienda.
Momento en que se realizaban labores de rescate en la vivienda.

Intibucá, Honduras.

La tragedia llegó de un momento a otro a la aldea El Clarinero, Yamaranguila, cuando dos menores de edad que estaban descansando en su casa, quedaron soterrados producto de fuertes lluvias registradas al filo de las 9:00 pm de ayer martes.

Los niños muertos respondían a los nombres de Gerson Gómez Sánchez (6) y María Raquel Gómez Sánchez (4), quienes se encontraban dentro de su habitación.

Los bomberos de la zona explicaron que producto de las fuertes lluvia en el sector, cayó un derrumbo de tierra sobre la vivienda donde se encontraban los menores junto con sus padres, resultando los pequeños soterrados, vecinos del lugar los sacaron y los trasladaron al hospital de La Esperanza, pero llegaron ya sin vida.

Se informó que los padres de los niños se encuentran hospitalizados producto de las lesiones sufridas, pero de momento su salud es estable. Expertos en el clima han indicado que las lluvias continuarán estos días en los diferentes departamentos del país.

lluvias.1267(1024x768)
Las lluvias registradas en el departamento de Intibucá han ocasionado considerables daños.

Tomar acciones

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) ha pedido a la población en general no realizar acciones temerarias que pongan en riesgo su vida y la de sus familias, así como evitar el cruce de vados, ríos o quebradas que estén crecidos, ya que las corrientes pueden arrastrar fácilmente aún si alguien se conduce a bordo de un vehículo.

Es imperativo que se realice la limpieza de canales, cunetas y tragantes obstruidos por maleza o basura para permitir el libre paso del agua y disminuir los riesgos de inundaciones.

Lea también: Sujeto mata a su expareja y se lleva a su bebé en Roatán

De igual forma se pide asegurar láminas de techos, vallas publicitarias y cualquier objeto que pueda desprenderse por los vientos fuertes y causar daños a la vida. Además, se solicita a los hondureños que realicen una inspección de su entorno para identificar grietas o fisuras en el suelo o paredes de sus viviendas, ya que estas pueden advertir un posible deslizamiento, sobre todo.

Ante la presencia de tormentas con actividad eléctrica, se aconseja buscar refugio inmediato, evitar campos abiertos, desconectar aparatos eléctricos y no usar el celular así como otros aparatos electrónicos.

La Prensa