Pleito por venta de drogas investigan en masacre en San Pedro Sula

Una mujer y cuatro hombres fueron asesinados en un cumpleaños Según la Policía, uno de los muertos era investigado por crimen contra dos exoficiales.

VER MÁS FOTOS
Cuatro de las cinco víctimas: Francis Vásquez, Edwin Mejía Licona, Jesús Romero Duarte y Antoni David Pérez.
Cuatro de las cinco víctimas: Francis Vásquez, Edwin Mejía Licona, Jesús Romero Duarte y Antoni David Pérez.

SAN PEDRO SULA.

Un pleito por venta de drogas es uno de los móviles que investiga la Policía en la muerte de cinco personas la noche del sábado en la colonia Guanacaste.

Se identificó a las víctimas como Francis Gabriela Vásquez Álvarez (de 28 años), Antoni David Pérez (de 28), Jesús Romero Duarte (de 31), Edwin Enrique Mejía Licona (de 34) y Nelson Gavarrete Muñoz.

El ataque en el que participaron seis sujetos se produjo a eso de las 8:30 pm del sábado 16 de noviembre cuando un grupo de amigos estaba celebrando un cumpleaños en un negocio de bebidas alcohólicas propiedad de uno de ellos.

LEA: Quiénes son las víctimas de la masacre en San Pedro Sula

Los seis sujetos se bajaron de dos pick ups, uno color blanco y el otro negro, y comenzaron a disparar en contra del grupo de personas.

Las víctimas estaban en el garaje de la vivienda-negocio en el que residía Antoni David Pérez, quien para la Policía era el objetivo de los matones.El grupo de hombres armados disparó con fusiles en repetidas ocasiones en contra de las víctimas, las que no pudieron huir y quedaron tendidas en el piso.

204
personas han muerto en 58 homicidios múltiples que se han suscitado en diferentes zonas de Honduras en lo que va de 2019. La mayoría de los casos sigue impune.

Los cuerpos quedaron cerca unos de los otros en el pequeño espacio en el que había cajas de cervezas, un anafre y mesas en las que estaban comiendo cuando fueron atacados.

Los amigos habían empezado a departir horas antes y según vecinos estaban escuchando música tranquilamente.

Testigos relataron que solo vieron el movimiento del grupo de hombres que llegaron a la colonia Guanacaste a un lado del puente del bulevar Peraza que conduce al hospital Mario Rivas.

Según los informes del forense, en el lugar quedaron muertos Jesús Romero Duarte, Edwin Enrique Mejía Licona y Nelson Gavarrete Muñoz.

78
casquillos de las balas se encontraron en la masacre de la colonia Guanacaste, adonde fueron asesinadas cinco personas.

Ante la desesperación, amigos y parientes trasladaron heridos a Francis Gabriela Vásquez y Antoni David Pérez en una patrulla de la Policía al hospital Mario Rivas, pero debido a la gravedad de las heridas murieron al llegar.

En la escena del crimen, los técnicos de Inspecciones Oculares de la Policía de Investigación recogieron 75 casquillos de arma de fuego, que son parte de los indicios que servirán en la investigación de las muertes.

Marlon Miranda, portavoz de la Policía, indicó que el objetivo de los gatilleros era David Pérez, dueño del negocio donde estaba departiendo el grupo de amigos.

Señaló que hace unos meses la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) ya había allanado el lugar, pues tenían información de que almacenaban armas que se habrían utilizado en un asesinato.


Según la Policía, dos de los que participaron en la masacre de la colonia Guanacaste son pandilleros de la 18 y ya están identificados

Manifestó que Antoni David Pérez estaba siendo investigado por el ataque en el que murieron tres individuos, entre ellos dos exoficiales de la Policía, ocurrido en San Pedro Sula.

Los exoficiales de la Policía Wilfredo Salazar Barahona y Erin Amed Robles se iban bajando de un carro en el barrio Guamilito cuando fueron atacados por sicarios.

“Ya estaba identificado en el crimen, solo se estaba en busca de las armas para hacer las comparaciones balísticas con los indicios encontrados en la escena del crimen ocurrido el 4 de mayo de este año”, informó.

Miranda aseguró que del hecho en el que murieron las cinco personas en la colonia Guanacaste ya tienen identificados a dos pandilleros de la 18 que perpetraron el ataque.

“Una de las hipótesis que tenemos en las primeras investigaciones es que las muertes se dieron por pelea de territorio en la venta de drogas”, reiteró.

Luto

Familiares de las víctimas llegaron ayer a la morgue de Medicina Forense a tramitar la identificación de las víctimas que fueron llevadas como desconocidas, ya que en entre sus pertenencias no les encontraron documentos que los identificaran.

muertossps2(800x600)
Trabajo. Agentes de Inspecciones Oculares de la DPI en la escena del crimen.

Unos de los parientes de Jesús Romero Duarte dijo que el muchacho vivía cerca de donde los mataron y tenía poco tiempo de haber llegado al lugar en el que fue atacado. Agregaron que trabajaba en una bodega de una clínica y era una persona tranquila.

Amigos de Edwin Enrique Mejía Licona también lamentaron lo sucedido y comentaron que hace un mes puso la renuncia como supervisor de una tienda de ropa. Dicen que la idea de Edwin Enrique era irse ilegal en los próximos días a Estados Unidos, adonde están su mujer y su hija.

victim.401(800x600)

Sobre Antoni David Pérez se conoció que era miembro de un club de carros modificados, organización que en redes sociales lamentó el hecho criminal.Medicina Forense entregó anoche los cadáveres de la mujer y los cuatro hombres a sus familiares.

Algunos parientes que hablaron con periodistas indicaron que hoy serían sepultados en zonas diferentes y que pedían a las autoridades que investigaran los hechos. Sobre la identificación de dos pandilleros que participaron en el ataque, la Policía no dio a conocer nombre ni otras características, pero afirmaron que serían capturados.

Violencia

Durante 2019 se han suscitado 58 homicidios múltiples con entre tres y cinco muertes, y que han cobrado la vida de 204 personas, en su mayoría hombres. Entre las masacres con más víctimas está la ocurrida el 10 de enero en Tegucigalpa cuando fueron asesinadas cinco personas.

Otro quíntuple crimen se suscitó el 16 de abril en San Francisco de La Paz, Olancho, con cinco víctimas; y el 19 de mayo mataron a cinco personas de un solo en La Esperanza, Intibucá.

LEA: Universitaria, odontóloga y comerciante, los rostros de 11 mujeres asesinadas en noviembre

También sicarios mataron a cinco personas el 30 de mayo en Tegucigalpa y el 9 de junio otras cinco murieron de forma violenta en San Pedro Sula.

El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras también registró otro hecho violento ocurrido en Omoa, Cortés, el 31 de agosto, el que dejó cinco muertos.

La mayor incidencia de muertes múltiples según el Observatorio han ocurrido en los departamento de Cortés, Francisco Morazán, Olancho, Yoro, Atlántida, Copán, Intibucá, Lempira, El Paraíso y Choluteca.

La Prensa