Pandilleros matan a tres hombres a pocos metros de posta policial

Las víctimas son un taxista y dos amigos suyos a quienes bajaron del carro de alquiler en el que iban y los acribillaron La Policía presume que mareros de la 18 cometieron el crimen

El cuerpo de Jairo Nahúm Sauceda fue reclamado por sus familiares ayer. El crimen triple crimen fue la madrugada.
El cuerpo de Jairo Nahúm Sauceda fue reclamado por sus familiares ayer. El crimen triple crimen fue la madrugada.

Tegucigalpa, Honduras.

A unos metros de la estación policial de la colonia Las Brisas de esta ciudad, pandilleros ultimaron a balazos a tres hombres, la madrugada de ayer sábado.

El hecho ocurrió en la colonia Betania, a orillas del bulevar Fuerzas Armadas, justo frente a las viviendas que están contiguo al campo de fútbol del vecindario.

Parecía zona de guerra, contaron algunos colonos a agentes de la Policía Nacional que llegaron para cerciorarse de lo ocurrido.

LEA: Encuentran ultimado a estudiante del Luis Bográn

A eso de la 1:15 am, ráfagas de disparos despertaron a los habitantes de la Betania. Al salir a ver qué estaba ocurriendo observaron a tres hombres ensangrentados, separados unos de otros y ya muertos. Los cuerpos quedaron cerca de una de las porterías del campo de fútbol, frente al taxi con registro 5095, placas HAK 7631 y a su alrededor decenas de casquillos de munición de fusil.

muertos.1230(800x600)
Los tres hombres fueron asesinarlos con fusiles AK-47 y AR-15.

Los tres hombres tenían pocos minutos de haber ingresado en la zona, un sector de la capital conocido por la proliferación y control de la pandilla 18.

Minutos después del hecho llegaron varios agentes policiales a acordonar la escena de la masacre y proteger algunas evidencias que pudieron haber quedado en torno a los cuerpos. Los cadáveres fueron levantados en calidad de desconocidos, y fue hasta después de ser ingresados en la morgue del Ministerio Público que dos de ellos fueron reconocidos por sus parientes. Uno respondía al nombre de Jairo Nahúm Sauceda Flores (de 29 años), residente en la colonia Iberia, de Comayagüela, y oriundo del municipio de Pespire, departamento de Choluteca.

Otro de los acribillados es Olvin Catalino Carranza Flores (de 39), residente en la colonia 1 de Diciembre, de la capital, originario de San marcos de Colón, Choluteca. Se conoció que pandilleros sacaron a Olvin de la casa en la que vivía, en la colonia Iberia, después de tener un altercado con ellos. Él era el que conducía el taxi con registro 5095.

De la tercera víctima, hasta ayer, no se sabía su identidad, ya que al momento del levantamiento no le encontraron documentos personales.

Solo el cuerpo de Jairo Sauceda fue retirado ayer de Medicina Forense.