Video se divulgó para demostrar que encargo fue ejecutado, dice experto

El área de cámaras es zona restringida Determinan si divulgación busca atemorizar.

Video. Magdaleno Meza Fúnez, o Nery Orlando López Sanabria, fue asesinado el 26 de octubre. /

TEGUCIGALPA.

La difusión del video de la muerte de Nery Orlando López Sanabria, conocido como Magdaleno Meza Fúnez, asombra a las autoridades que buscan entender cómo lo sacaron desde el área de cámaras, un lugar de acceso restringido en la cárcel de máxima seguridad El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara.

El video del crimen, perpetrado el sábado 26 de octubre, lo sacaron de un área de controles adonde solo ingresa personal autorizado, por lo que será fácil detectarlo, según una fuente de investigación. Cada pasillo y cada módulo está vigilado con cámaras de seguridad, y los jueces de ejecución no se explican cómo no detectaron que los agresores caminaban armados por los pasillos.

“Hay cámaras para verificar qué está pasando en cada módulo. Cómo es posible que ellos no hayan visto que estos privados venían armados, no entendemos”, dijo uno de los jueces.

El diputado Denis Castro Bobadilla, quien también es médico forense, es del criterio que el video se divulgó para demostrar que el trabajo que se encargó fue ejecutado. “Hay una organización criminal que entró y está, y fue a hacer el trabajo.

LEA: Autoridades penitenciarias identifican a los supuestos asesinos de Magdaleno Fúnez

El video fue la evidencia que el trabajo fue hecho y mostró quiénes fueron los participantes. Se expusieron porque ellos lo hicieron libre e impunemente. Luego toman el video y lo hacen viral”, dijo el experto. Para los jueces de ejecución, filtrar el video fue planificado porque buscó evidenciar la muerte, y se confabularon con personal que se prestó para facilitar las imágenes.

Investigación

Los jueces de ejecución se reunieron esta semana y uno de los temas a discutir fue el asesinato de Magdaleno Meza. Para Denis Castro, el video evidenció que se cumplió con el encargo de la muerte, y los jueces no lo descartan; e incluso analizan la hipótesis de que si se buscó también atemorizar o mostrar qué está pasando en las cárceles.

“Es importante verificar quiénes estaban en turno para que ese video circulara al poco tiempo que el crimen se cometió, eso hay que aclararlo. Los controles son estrictos, entonces este caso solo refleja colusión para ingresar las armas y dejarlos atacar a la víctima”, dijeron los jueces.

La Fiscalía Regional de Santa Bárbara presentó requerimiento fiscal contra José Luis Orellana Canales, Víctor Manuel Pavón Prieto, Ricardo Adalid Martínez Argueta y Ricardo Antonio Gutiérrez García, a quienes se les acusa de asesinato; mientras que a Fermín Alberto García Isaza y Elías Natán Castillo Santos se les acusa de homicidio en su grado de ejecución de tentativa y a José Luis Orellana Canales de uso ilegal de arma comercial.

El juez aún no ha señalado el día de la audiencia inicial. Será clave la explicación que el clase Indelfonso Armas, director de la cárcel de Ilama, tendrá que dar para aclarar por qué fallaron los controles y se permitió que se ejecutara ese crimen. Fueron tan solo 42 segundos los que bastaron para asesinar a Meza. Hubo saña, frialdad, coordinación, los jóvenes sabían qué hacer y cuando estuvieron seguros de su misión se retiraron tranquilamente.

Proceso

1-La DPI solicitó poner a disposición implicados Los acusados del crimen están recluidos por asesinato en El Pozo.

2-Seguridad y cambio de cárcel pide esposa Ante el temor de un ataque, Erika Bandy solicitó que la trasladen a una unidad militar.

Claves

1-Varias quejas interpusieron abogados Para señalar el grave riesgo que Magdaleno Meza Fúnez corría en El Pozo en Ilama, pero le negaron el traslado.

2-Se utilizó una Glock 9 milímetros Investigaciones refieren que fue el arma que usaron pandilleros de la MS para matar a Meza Fúnez.