Más noticias

Otro ataque contra la familia del Gato Negro, matan a dos hermanos

El doble asesinato fue perpetrado por dos sicarios que se conducían a bordo de una motocicleta.

Proceso. Parientes retiraron los dos cuerpos de la morgue del Ministerio Público.
Proceso. Parientes retiraron los dos cuerpos de la morgue del Ministerio Público.

TEGUCIGALPA.

Los hechos sangrientos contra los familiares del extinto Héctor Portillo Osorto, más conocido como Gato Negro, parecen no cesar.

En los últimos días, al menos tres parientes directos, en la primera línea de consanguinidad, fueron asesinados en hechos distintos.

La noche del miércoles se registró otro más, suceso que dejó dos víctimas mortales, hermanos del Gato Negro.

El doble asesinato tuvo lugar el miércoles en la conflictiva colonia Betania, de la capital, a eso de las 7:30 pm. Información preliminar de las autoridades de investigación señala que dos hombres a bordo de una motocicleta llegaron hasta el negocio de Cristino Portillo Osorto (de 46 años), un mercadito de abarroterías en la colonia Betania y comenzaron a dispararles a quemarropa.

Gato Negro
El 18 de abril de 2010, Héctor Portillo, alias Gato Negro, fue encontrado ultimado en una hondonada de unos 150 metros, en la comunidad de Los Plátanos, Danlí. Portillo era de Orocuina, Choluteca.

Los dos sicarios salieron huyendo rápidamente de la zona, dejando a los dos hermanos casi muertos.

Familiares subieron a Cristino y a Pío Levith Portillo Osorto (de 35) a un carro de la familia y los llevaron a distintos centros médicos. Cristino fue ingresado en una clínica privada del barrio La Granja, pero al momento de llegar ya iba sin signos vitales. Entre tanto, Pío Levith expiró cuando era ingresado a la sala de emergencias del Hospital Escuela. El nuevo hecho contra esta familia oriunda del municipio de Orocuina se registró a tan solo diez días de que sicarios asesinaran al hijo del fallecido Héctor Portillo, Marlon David Portillo Amador, y de una posterior masacre al día siguiente, en el entierro de este.

La Policía investiga un presunto vínculo con el tráfico de drogas.