Más noticias

Chapín asesinó primero a Rossibeth y luego a sus hijos

Marvin Orellana confesó que mató a Rossibeth y a los niños en defensa propia, pero no especificó cómo lo hizo

El guatemalteco Marvin Orellana Escobar. Abajo, sus víctimas Rossibeth Flores Rodríguez y sus hijos Gracia y Ever.
El guatemalteco Marvin Orellana Escobar. Abajo, sus víctimas Rossibeth Flores Rodríguez y sus hijos Gracia y Ever.

San Pedro Sula, Honduras.

El Departamento de Policía de Des Moines, capital del estado de Iowa, confirmó que siguen recabando información sobre si Rossibeth Flores Rodríguez (de 29 años), quien fue asesinada junto a sus dos hijos la noche del martes pasado, habría sido víctima de acoso por parte del guatemalteco Marvin Orellana Escobar.

Según los últimos datos revelados por las autoridades, Orellana Escobar asesinó primero a Rossibeth y luego a los niños Gracia Alvarado Flores (11) y Ever Mejía Flores (5). Después de lo sucedido, Orellana llamó al número de emergencia 911 para alertar que supuestamente encontró los cuerpos en la parte baja de su casa, la que le alquilaba a Flores Rodríguez desde que llegó con sus hijos procedentes de Honduras. Pero los detectives consideraron que esa versión no estaba bien sustentada y arrestaron al guatemalteco. Una vez detenido, Orellana Escobar cambió la versión de los hechos y afirmó que efectivamente había asesinado a la hondureña y a sus dos hijos, pero que lo hizo en defensa propia. La Policía indicó que tiene un testigo clave en el caso del triple crimen y que declaró que Orellana Escobar usó un nombre falso cuando regresó a Estados Unidos después de ser deportado.

Historial de problemas.

Según información del Servicio de Control y Aduanas de los Estados Unidos, Orellana Escobar fue deportado por primera vez en 2010 bajo el nombre falso de Marvin Ezquivel López. Luego en 2011, fue deportado por segunda vez después que se declarara culpable por ingresar al país. En esa ocasión fue sentenciado a 15 días de prisión.

Después, en 2014, Orellana llegó al municipio de El Paraíso, Copán, donde vivió dos años en una habitación de la casa de la madre de Rossibeth. Mientras estuvo en el lugar, se desempeñó como guardaespaldas de un exalcalde y además mantuvo una buena relación con Rossibeth y su familia.

En 2016, el chapín emigró hacia Estados Unidos y ese mismo año tuvo un altercado con su expareja y el esposo de ella por lo que las autoridades le restringieron las visitas ya que además había agredido a sus dos hijos.

En 2019 golpeó con su automóvil un muro por lo que las autoridades lo obligaron a pagar 1,400 dólares de multa.