Más noticias

La princesa Latifa está "trastornada", según excomisaria de la ONU

La princesa Sheja Latifa había anunciado su intención de huir del país debido a los malos tratos que le habría infligido su padre.

La princesa de Dubái, Latifa bint Mohammed Al Maktoum.
La princesa de Dubái, Latifa bint Mohammed Al Maktoum.

Londres, Reino Unido.

La princesa de Dubái, que había intentado huir de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en marzo, está "trastornada" pero bien tratada por su familia cercana, declaró este jueves la ex Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Mary Robinson.

La princesa Sheja Latifa, hija del soberano de Dubái, Mohamed bin Rashed al Maktum, había anunciado su intención de huir del país en un video publicado en Youtube en marzo, debido a los malos tratos que le habría infligido su padre. Fue encontrada después a bordo de un barco frente a las costas indias, y llevada de vuelta a Dubái en abril.

"Se trata de una mujer trastornada, afectada por una serie de problemas de salud y con seguimiento psiquiátrico, ellos [su familia] no quieren más publicidad", declaró a la BBC Robinson, también expresidenta de Irlanda.

Robinson visitó la princesa el 15 de diciembre para ayudar a sus parientes a resolver un "dilema familiar".

Este encuentro tuvo lugar en un momento en que las organizaciones de defensa de derechos humanos expresaban su preocupación por la princesa emiratí, pidiendo al gobierno de Dubái que diera informaciones sobre su situación. Unas fotos del encuentro fueron publicadas el 24 de diciembre por Dubái.

Durante un desayuno en esa ocasión, Robinson constató que la princesa estaba bien tratada por sus allegados, entre ellos la princesa Haya, esposa del emir de Dubái.

"Creo que es una situación muy complicada, entiendo las preocupaciones. [...] Se trata de un caso de familia y ahora disfruta de atención afectiva", aseguró Mary Robinson.

La expresidenta irlandesa también afirmó que había tranquilizado a varios defensores de los derechos humanos sobre la situación de la princesa, entre ellos a la actual Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, y a Ken Roth, director de la organización Human Rights Watch.