29/05/2024
06:16 AM

Por no tener permiso de construcción, alcaldía paró más de 400 obras

De las multas impuestas, el sector residencial fue el más afectado. La Chico recomienda abocarse a los colegios profesionales.

SAN PEDRO SULA. En más de 20% disminuyó la ilegalidad en proyectos de construcción el año pasado en comparación con 2021.

Muchos por desconocimiento o por evitar el trámite no solicitan el permiso de construcción cuando ejecutan una obra, otros lo solicitan y en el transcurso del proyecto no cumplen con las directrices ordenadas por la alcaldía. Esto acarrea la paralización inmediata de la obra y una sanción equivalente al 2% del valor del proyecto.

El permiso de construcción no es obligatorio únicamente en el caso de grandes obras residenciales y comerciales, sino también se requieren para obras con mínima complejidad estructural, como son ampliaciones menores a 25.00 metros cuadrados, cambio de piso, reparaciones de paredes, pisos, techos y cielo falso, cambio de cubierta de techo hasta 25.00 metros cuadrados en viviendas. Cercos menores de tres metros de altura, indistintamente del material, remodelaciones de fachada menores a 25.00 metros cuadrados.

Fanny Ortiz, directora de Edificación y Permisos de Construcción, manifestó que en 2022 sancionaron 471 obras (de todo tipo, comercial, residencial, industrial y otros) por ilegalidad; es decir, por no tener el debido permiso. “De las multas impuestas en el año 2022, el uso más afectado fue el residencial”, señaló.

Ortiz explicó que durante el proceso de inspección de las obras se realizan los siguientes pasos: el paro de la obra inicial; el paro de la obra de seguimiento, que conlleva una multa de L2,500; el cierre de la obra y decomiso de materiales y herramientas, que también conlleva una multa de L3,500, más el 2% del valor de la obra, y bloqueo de clave en apartado de servicios públicos y de gestiones municipales.

El permiso de construcción equivale al 1% del costo del proyecto.

Fabián Brown, presidente de la Cámara de la Construcción en San Pedro Sula, declaró que lamentablemente muchos dueños de las construcciones no entienden la importancia de tener un profesional colegiado al frente de su obra, de esta forma asegura que su proyecto esté en regla, que sea de calidad y evita ser estafado.

Brown apuntó que la alcaldía también debe simplificar aún más los trámites de permisos, para que este no sea engorroso para el inversionista.

Recientemente, en la residencial Villas Mackey detuvieron la construcción de cinco casas por no respetar las directrices aprobadas en la licencia que se les emitió. En este sentido, los albañiles comentaron que es un día de trabajo perdido. Mencionaron que por día les pagan L600 y a la semana L3,000.