02/02/2023
04:15 PM

Más noticias

Los Iluminati y Los M1: nuevas bandas que extorsionan en SPS

El lunes, 120 empresas de transporte paralizaron operaciones toda la mañana en la terminal de buses, pero ayer reanudaron el servicio con normalidad.

San Pedro Sula, Honduras.

Los nuevos grupos delictivos denominados M1 y Los Iluminati son una segregación de las pandillas MS y la 18 que están cobrando impuesto de guerra en la zona norte.

Los Iluminati, la más reciente estructura criminal que ha surgido en San Pedro Sula, se hizo sentir el lunes pasado con la paralización de 120 empresas de transporte que operan en la Gran Central Metropolitana de Buses.

Estas bandas ya están siendo investigadas por las fuerzas de seguridad, quienes aseguran que en los últimos años han ido surgiendo nuevos grupos delictivos que cobran “impuesto de guerra” al comercio y transporte.

El sector transporte desde hace muchos años es víctima de la extorsión, algunas empresas pagan hasta a cinco grupos diferentes sumando grandes cantidades que al mes se convierten en varios millones de lempiras.

De acuerdo a las indagaciones de la Fuerza Antimaras, los negocios ubicados en la Central de Abastos y las empresas que operan en la Gran Central Metropolitana de Buses son los principales blancos de estructuras criminales como la mara Salvatrucha y la 18.

Siete bandas

Según las investigaciones, desde hace dos años solo las empresas de transporte pagaban más de siete millones de lempiras a la semana; sin embargo, estiman que esta cantidad ha crecido exponencialmente por las nuevas bandas que cobran el “impuesto”.

En San Pedro Sula, las rutas urbanas pagan a la MS, la 18, Olanchanos, los Aguacates y a Los Tercereños.

La nueva pandilla, denominada Los Iluminati , que comenzó a cobrar extorsión hace dos semanas, hasta ahora solo ha enfocado el cobro en las empresas que cubren el corredor de San Pedro Sula, La Lima y El Progreso.

También en las empresas que cubren la ruta Yoro- San Pedro Sula y que tienen su sede en El Progreso.

Los Iluminati comenzaron a operar de la misma forma que otras bandas. Dejaron un celular en el punto de los buses Catisa y Tupsa y se comunicaron con trabajadores de esas rutas para cobrar el impuesto.

Luego hicieron lo mismo en empresas de transporte que funcionan en la terminal de buses.

Los Iluminati y Los M1: nuevas bandas que extorsionan en SPS

Las amenazas continuaron por mensajes de texto y notas de voz. La paralización de las 120 empresas de transporte que operan en la terminal de buses causó mucho pánico y angustia entre los pasajeros y trabajadores del transporte público, que dicen estar desprotegidos por las autoridades, pues pese a las suplicas de los dirigentes no les han brindado seguridad.

“Esto nos preocupa grandemente, ya no aguantamos, cada día salen más pandillas exigiendo que les paguemos para que nos dejen trabajar, ahora salió esta Iluminati, y mañana saldrá otra”, lamentó un dirigente del transporte.

Un trabajador del transporte compartió que muchos conductores y ayudantes de buses han decidido migrar ilegalmente hacia México y Estados Unidos buscando una vida mejor, pero sobre todo huyendo de la violencia que ha causado tantas muertes en este sector.

“Todos los días salimos a trabajar con miedo, sin saber si vamos a regresar a casa, pero no hay trabajo y hay que sacar a la familia adelante, toca arriesgarse”, expresó.

Más de 1,700 capturas

Solo el año pasado fueron asesinados de manera violenta 42 trabajadores del transporte colectivo, de acuerdo a las estadísticas del Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ONV-UNAH).Mario Fu, portavoz de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), declaró que solo en 2021 recibieron 1,750 denuncias, que permitieron la captura de 1,700 miembros de organizaciones criminales.

La mayoría de las denuncias que la FNAMP recibe son por extorsión al sector transporte y al comercio.

“Tradicionalmente la extorsión está a cargo de maras y pandillas como la Salvatrucha y la 18; sin embargo, miembros de estas organizaciones criminales han desertado de las mismas y han creado nuevas bandas criminales que se están enfocando en la extorsión”.

Fu añadió que las bandas más recientes son la M1 y Los Iluminati, pero en el país operan otras como Los Benjamín, El Combo que no se Deja y Los Puchos, esta ultima opera en Tegucigalpa.

El portavoz policial reveló que de 2013 a 2021, la FNAMP ha evitado por medio de capturas que más de 400 millones de lempiras lleguen a manos de las pandillas producto de la extorsión.

La mayoría de las aprehensiones se dan en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Los Iluminati y Los M1: nuevas bandas que extorsionan en SPS

En lo que va de este año, ya suman 200 miembros de bandas criminales que han sido capturados y puestos a la orden de los tribunales de justicia por estar vinculados con homicidios, extorsión y venta de drogas.

Fu aseguró que desde su creación en 2018 a la fecha, la FNAMP ha logrado generar confianza entre la ciudadanía generando que incrementen las denuncias.

Actualmente, aunque la FNAMP no ha recibido denuncias formales sobre la extorsión en el transporte por parte de Los Iluminati, ya están actuando de oficio y siguiendo diversas líneas de investigación.

Según información manejada por dirigentes de transporte, Los Iluminati están integrados por ex miembros de la MS y la 18.

Elvis Guzmán, vocero del Ministerio Público, manifestó que del 100% de las capturas que se realizan a miembros de bandas delictivas vinculados a la extorsión, ese porcentaje total es condenado y la mayoría confiesa para reducir la condena a siete años y seis meses de cárcel y el pago de una multa de L7,500.

Si se van a una estricta conformidad en audiencia de juicio, la pena se eleva a 10 años y el pago de L10,000.Cabe mencionar que estas penas están establecidas en el nuevo Código Penal, antes la pena por extorsión era de 15 años.