19/07/2024
12:43 AM

Esposos lencas viajan todos los sábados de Intibucá a San Pedro Sula a vender telas y verduras

Son parte del Bazar del Sábado en Expocentro desde hace unos seis años, cuentan que han adquirido muchos clientes y se sienten motivados a seguir luchando

SAN PEDRO SULA

Todos los sábados, salen a las 2:00 de la mañana de su aldea El Cacao en Intibucá para estar a tiempo en Expocentro, San Pedro Sula donde exponen sus productos desde hace hace seis años.

Se trata de Doña Remigia y Don Sotero Domínguez, un matrimonio lenca de 45 años que han encontrado en el Bazar del Sábado en Expocentro la plataforma perfecta para dar a conocer y vender sus productos.

Doña Remigia ofrece telas y accesorios elaboradas a mano, como monederos, manteles, bufandas, chales, pañuelos, vinchas y colas, entre otros.

Don Sotero por su parte, vende verduras que cosecha con mucho esfuerzo. En su pequeño espacio ofrece brócoli, rábano, zanahoria, culantro y algunas frutas de temporada.

Todo comenzó cuando alguien los invitó a una feria en San Pedro Sula, en donde también les hablaron sobre el Bazar del Sábado, hicieron la solicitud para ser miembros, en donde uno de los requisitos principales es ofrecer producto nacional.

Cuenta doña Remigia que no conocían San Pedro Sula y al inicio les apoyaron para trasladarse de un lugar a otro dentro de la ciudad, también aprendieron a ofrecer mejor su producto y tener mayor desenvoltura con sus clientes.

“Aquí (en la aldea) casi no vendemos, en San Pedro Sula si vendemos, mi hija también vende en el Bazar de Tegucigalpa. Mi esposo se dedica a sembrar verduras para llevar a vender. Gracias a Dios nos ha ido bien”, compartió doña Remigia a Diario LA PRENSA.

Doña Remigia pertenece a la empresa productora Tejidos Lencas compuesta por más de 20 familias de la aldea El Cacao, en donde por años han estado en el anonimato, produciendo para terceros que venden sus productos y que a ellos les deja solo lo necesario para subsistir, mas no para salir de la pobreza.

Ahora ellos tienen la oportunidad de vender directamente sin intermediarios y con precios más justos. “Todo lo que lleva mi esposo se vende, este sábado, como no habíamos ido por Semana Santa, temprano ya se le había vendido todo, él se siente motivado, ya hoy ya compró semillas para sembrar más”, detalló.

Doña Remigia ofrece telas y accesorios lencas, que son muy buscados por los sampedranos en Expocentro.

El matrimonio de sexagenarios tiene siete hijos y cinco nietos, tres de sus hijos todavía viven con ellos.

“Hemos conseguido clientes, no de una sola pieza, sino de miles, solo a un señor le vendimos mil mantitas para revender y otro señor nos hizo un pedido de bolsones y nosotros se los hacemos y no quedamos mal con ellos”, agregó la humilde dama.

El Bazar del Sábado comenzó en 2016 como una iniciativa de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), con el objetivo de brindar un espacio a bajo costo en donde los emprendedores pudieran dar a conocer sus productos y aumentar sus ventas.

Actualmente, cada sábado, el bazar es integrado por más de 200 artesanos que provienen de diferentes partes del país para ofrecer todo tipo de artículos desde ropa, zapatos, fajas, monederos, accesorios para dama, jabones y cremas artesanales, panadería, comidas típicashechas al instante, entre otros.

Don Sotero vende verdura que cosecha con mucho esfuerzo.