07/02/2023
09:08 AM

Más noticias

La Chocolatería-Boutique, un dulce orgullo sampedrano

Una madre y dos hijos elaboran chocolates artesanales y los pintan a manos.

San Pedro Sula, Honduras.

Desde una fresa bañada con chocolate hasta delicados diseños navideños, ángeles o las figuras que usted prefiera puede encontrarlas en Cacao Chocolateria-Boutique.

Son chocolates artesanales hechos y pintados a mano que esconden una explosión de sabores en sus rellenos. Es un emprendimiento familiar donde se demuestra que no existen barreras para convertirse en un referente y deleitar el paladar de todos los que se atreven a degustar de los productos que llegan a eventos a domicilio y también puede obtenerlos en el Bazar del Sábado.

“No solo hacemos chocolates, sino un producto exclusivo”. Así describe su famoso y exquisito producto Ariel Castellanos, quien junto a su madre Vilma Enamorado y su hermana Alejandra se han convertido en referentes de los chocolates artesanales en San Pedro Sula y Honduras.

Allá por el 2016 la falta de un empleo llevó a Ariel Castellanos a buscar opciones para agenciarse de dinero y salir adelante. Comenzó a revisar ideas en internet y vio tutoriales sobre elaboración de chocolates. “Busqué alternativas pero me llamó la atención los chocolates. Comencé a elaborarlos y los primeros no quedaban tan bien pero aún así mi madre los llevó a vender entre sus compañeros del hospital Mario Rivas y comenzaron a hacerme pedidos”, recuerda Ariel.

Dato

El producto puede adquirirlo también en el Bazar del Sábado en Expocentro, pero está también disponible en línea.

Los primeros los hice para un regalo y fueron gustando, así comenzamos, recuerda emocionado. “Empecé a ver recetas de cómo hacer “cake pops” (bolitas rellenas de suave ponqué y cubiertas de crocante chocolate) convirtiéndose en uno de los primeros postres y hoy se ha vuelto muy popular entre sus clientes.Ya en el 2017 encontraron una oportunidad en el Bazar del Sábado y su situación cambió.

“Comencé con tres sabores y sabía que tenían buen sabor, pero visualmente no eran atractivos, pero no desmayé y seguí con el apoyo de mi mamá y hermana”.Los primeros fueron rellenos de jalea de naranja, menta y almendra. “Sabían bien pero, no se miraban bien”, dice al recordar su primer producto.Ariel agrega que fue probando más sabores y su madre se encargaba de venderlos. Hoy cuentan con más de 20 rellenos, diferentes formas y ofrecen hasta esculturas de ángeles, navideños, árboles, cruces, y lo que el cliente les soliciten. “Son figuras en 3D”.

Explica que a raíz de la pandemia bajó la venta pero siempre tuvieron clientes fijos apoyándolos, aunque abrieron una tienda física pero no lograron sostenerla por ello hoy hacen sus ventas en línea.En ese dulce espacio del Bazar del Sábado usted puede encontrar fresas cubiertas de chocolate blanco, negro o del color que prefiera a 15 lempiras, hasta cajas por más de 1,000 lempiras, una verdadera experiencias gastronómica.

Además

En Facebook encuentra el emprendimiento como CacaoChocolatería y en Instagram como @cacaochocolateria.Para sus pedidos también puede hacerlos al 8988-5013 donde pueden proporcionarle el catálogo del producto.

Y si usted es de los que prefiere un producto más exclusivo puede personalizarlo con unos cinco lempiras más. Hay variedad de chocolates artesanales rellenos de maracuyá con ron, dulce de leche, menta, trufa de coco, de almendra, cranberry y sin faltar el chocolate amargo con polen. Los tres integrantes de la familia tienen trabajos permanentes que los obligan a cocinar de noche para poder cumplir con los pedidos que les hacen sus clientes y para tener suficiente producto el sábado en Expocentro.

“El viernes por la noche es de desvelo porque se duermen tarde elaborando producto para el bazar”. Confiesa que lo más difícil de emprender un negocio es la voluntad y encontrar capital semilla para iniciar.