24/04/2024
06:10 AM

13% de sampedranos viven en bordos

Estos cinturones de pobreza albergan actualmente más de 17,000 familias, cada una con un mínimo de cinco miembros, según la CASM, organización que trabaja con estas poblaciones.

San Pedro Sula

El aumento de la inseguridad alimentaria, el alto índice de desempleo y la falta de acceso a tierras a un costo razonable, han provocado una explosión de pobladores en los bordos de la ciudad.

De 2009 a la fecha, la cantidad de familias viviendo en las favelas de la Capital Industrial ha crecido de manera alarmante y sin control alguno por parte de las autoridades.

Tenga en cuenta

Personas principalmente de los departamentos de Santa Bárbara, Yoro y Copán, migran a San Pedro Sula en busca de oportunidades, pero no encuentran opciones, por lo que deciden irse a vivir a los bordos o algún asentamiento irregular. Además de los bordos, en la ciudad hay varias invasiones, aunque no hay un número exacto de la cantidad ni de cuántas personas habitan en ellas. Los expertos coinciden en que cada día hay un crecimiento en este tipo de asentamientos, lo cual es un riesgo social y una deuda pendiente de las autoridades.

Datos de la Comisión de Acción Social Menonita (CASM), organización que trabaja de cerca con estas poblaciones, reflejan que para el 2009 en estos asentamientos vivían 3,500 familias, un número que a la fecha supera las 17,000.

César Cárcamo, gerente regional de la CASM, dijo que de los 16 bordos que hay en San Pedro Sula, los de río Blanco, Esquipulas y la Bográn, son los que mayor cantidad de familias albergan, cada uno con un mínimo de cinco miembros.

Aunque años atrás muchos de estos pobladores provenían de zonas rurales, actualmente son los mismos sampedranos quienes han optado por vivir en estos cinturones de pobreza.

Para saber

- Cada año entre 1,000 y 2,000 familias nuevas llegan a vivir a los bordos de la ciudad por motivos económicos.

- Expertos recomiendan la construcción de viviendas a bajo costo para descongestionar los cinturones de pobreza.

Se estima que 13% de los habitantes del municipio residen en estos lugares en condiciones precarias: sin los servicios de salud básicos y con un bajo grado de escolaridad.

Proyecciones de la CASM señalan que el 95% de los pobladores de los bordos no culminan sus estudios de primaria, mientras que solo el 3% completan la secundaria. El nivel de analfabetismo en estos lugares es de al menos un 17%.

“Sabemos que muchas de estas personas buscan estos lugares porque están exentos de pagos de impuestos y servicios básicos, pero las condiciones en las que conviven son realmente deprimentes y precarias”, consideró Cárcamo.

Apoyo social

Desde su posición, la CASM desarrolla diferentes proyectos e iniciativas con los pobladores de los bordos con el propósito de que tengan una oportunidad educativa y laboral, aunque la discriminación es un factor que muchas veces los limita.

La organización realiza capacitaciones con talleres técnicos para que tanto jóvenes como adultos puedan desarrollar habilidades que los preparen para un trabajo o para emprender sus propios negocios.

También reciben acompañamientos emocional y psicológico.