18/04/2024
09:25 PM

Plan de la Enee podría reducir solo en un 50% los apagones

Autoridades de la estatal aseguran que con el plan de contingencia por déficit incorporarán 272 megavatios y mediante la desconexión de la industria y maquila reducirán la demanda.

SAN PEDRO SULA

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) ya dio a conocer su plan de contingencia por déficit de generación en el verano 2024, aunque expertos señalan que esto es solo un paliativo, y que, siendo optimistas, podría reducir en un 50% el número de apagones.

El Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) ha anunciado que los primeros cinco meses de este año continuarán bajo la influencia del fenómeno de El Niño con temperaturas fuertes, por arriba del promedio. Se prevé que este año sea aún más caluroso que el pasado.

Ante esto y el ya conocido déficit de energía, la estatal ha estructurado un plan por departamentos para garantizar el servicio de energía.

Entre las acciones a tomar, que comienzan con mayor fuerza en marzo, está la instalación de motores de 10 y 20 megavatios, transformadores de potencia desde 12.5 megavatios hasta de 40 megavatios en subestaciones de San Isidro, La Ceiba, La Ensenada, Bonito Oriental, Coyoles Central, en Naco, Cortés, Villanueva, El Progreso, Puerto Cortés, Juticalpa, Danlí, Santa Rosa de Copán, Nacaome y San Marcos de Colón, Choluteca.

" Las interrupciones siempre se van a dar, pero si ejecutan este plan pueden ser menos. "

Además, 140 megavatios con arrendamiento de turbinas en Villanueva. En el valle de Sula, la Enee le apuesta a la desconexión de la industria y maquila del sistema en horas picos, utilizando sus plantas de energía, que sumaría una demanda de 60 megavatios a partir del 1 de marzo.

“En total, a nivel nacional se incorporarán 272 megavatios mediante la desconexión voluntaria de maquilas e industrias, se espera reducir la demanda del servicio en 60 megavatios”, dice el escrito oficial de la Enee.

Kevin Rodríguez, especialista en energía y economía de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), opinó que en este plan no hay claridad sobre cómo se adquirirán y bajo qué esquema operarán los transformadores y motores.

“Con la desconexión de la industria, que tienen que poner sus propios motores, no está resolviendo el problema, porque están haciendo que la gente deje de consumir, si ayuda, pero al final eso tiene un impacto en los costos de las empresas”, apuntó Rodríguez.

El especialista de energía explicó que por las altas temperaturas que se prolongarían hasta junio, no se pueden descartar las interrupciones de energía. “Se van a dar, pero si entran todos esos megas de los que están hablando, se puede paliar una parte del déficit para que no sea peor, porque el déficit proyectado por la Enee anda en unos 440 megas”, sostuvo.

Según una encuesta realizada por el Foro Económico Mundial, los apagones son el mayor riesgo para Honduras en 2024. Como un segundo riesgo es la desaceleración económica y el tercero, eventos climáticos.

En una visita en enero a San Pedro Sula, se le consultó al ministro de Energía, Erick Tejada, cómo avanza la licitación de los 200 megas de potencia firme de energía que debía culminar en octubre de 2023, en ese momento dijo que se iba adjudicar en los próximos días, pero hasta ahora no se sabe como avanza esa compra.

Samuel Rodríguez, representante de energía renovable, manifestó que el plan debe ejecutarse, pero es un plan que se puede realizar. “Honduras tiene una red de distribución obsoleta, este plan es un paliativo, si el año pasado tuvimos dos días al mes sin energía puede que este año estemos un día, es decir un 50% menos de interrupciones”, aseveró.

" La contratación de los 200 megavatios se mantiene, pero es un plan a mediano plazo. "

Rodríguez corrobora que la Enee no revela de dónde sale esa generación de megavatios, cuál es su procedencia.

Fuad Handal Katimi, presidente de Industriales en San Pedro Sula, compartió que desde el año pasado han estado en pláticas con la Enee, pero aún no cuentan con un número definitivo de empresas industriales y de la maquila que se desconectarán al sistema y usarán sus generadores de energía. Sería durante cinco meses y en horas picos de la tarde y noche.

Katimi destacó que la Enee reconocerá por crédito en kilowatt en la factura por costos de mantenimiento y financiero y diesel.

Plan de la Enee podría reducir solo en un 50% los apagones