22/02/2024
02:00 PM

VIDEO: Sacerdote llora al recordar su expulsión de Nicaragua

Donaciano Alarcón contó detalles de su expulsión de Nicaragua. “Me acompañaron a la frontera y me dijeron que no debo volver más”, dijo.

San Pedro Sula

Donaciano Alarcón, el sacerdote que fue expulsado por el gobierno de Nicaragua, habló por primera vez desde que fue sacado del país centroamericano.

Donaciano fue expulsado de Nicaragua el martes y llevado a la frontera con Honduras, acusado de haber realizado una procesión de Semana Santa sin autorización.

“Anímicamente a uno lo golpean, pero físicamente no me hicieron ningún daño, nadie me maltrató. La Policía fue muy humana”, contó.

Alarcón participó este miércoles en su primera misa crismal desde que se refugió en Honduras.

Sacerdote expulsado de Nicaragua agradecido con Honduras

“Agradezco a todos, me han tratado bien. Aquí voy a estar de paso, al menos en Semana Santa”, contó Alarcón en entrevista para LAPRENSA.HN.

Alarcón era párroco desde hace un año y medio en la localidad de Cusmapa, cerca de la frontera con Honduras, y contó que fue detenido el 3 de abril por la Policía luego de oficiar una misa.

Donaciano Alarcón ya había trabajado en Honduras, en la parroquia de la Rivera Hernández. “Honduras es un país especial”, dijo

Las autoridades de Nicaragua no han informado sobre este hecho, ocurrido en medio de tensiones entre el Gobierno de Daniel Ortega y la Iglesia, mientras las relaciones diplomáticas de Managua con el Vaticano están al borde de la ruptura.

Celebran misa crismal en San Pedro Sula

“Me dijeron que los acompañara, me pidieron el pasaporte, me llevaron a la frontera y me dijeron: usted no puede regresar al país”, dijo en un Facebook Live para LAPRENSA.HN

Managua ha expulsado a otros sacerdotes católicos anteriormente y el obispo Rolando Álvarez fue condenado en febrero a 26 años de prisión.

Aclaró que no golpearon. “Nada de eso, andaba bien cambiado porque venía de la misa crismal”, aclaró.

Le envió un mensaje a la feligresía de Nicaragua. “El evangelio de Jesús no llama a la justicia, la paz y a evitar las confrontaciones. Ser obediente”.

Agregó: “Nosotros vamos a seguir predicando el evangelio y al lado de los más pobres”.