Para German Alfaro, jefe de la Policía Militar en la zona norte, la delincuencia en San Pedro Sula tiene varias estructuras, como el sicariato y delincuencia común, que están conociendo para poder enfrentarse al enemigo.

En una entrevista con LA PRESA habló sobre la reducción de la incidencia delictiva en la capital industrial y las estrategias para combatir la criminalidad, que tanto clama la ciudadanía después de los últimos incidentes de violencia, en donde se registran en promedio seis muertes diarias en la zona norte.

-¿Cuál es la función de la Policía Militar del Orden Público?

Fue creada para enfrentar todas la amenazas que enfrenta la población en materia de seguridad. La ciudadanía requiere de resultados inmediatos de seguridad, pero también hay que pensar en el largo plazo, en ese sentido la estructura orgánica obedece a darle respuestas positivas en materia de seguridad tanto en la parte investigativa, operativa, operaciones especiales, antisecuestros, antiextorsión y otras series de amenazas que conforman el entorno operativo de la Policía Militar.

-¿En que zonas de San Pedro Sula ejerce control la PMOP?

Estamos radicados en Tegucigalpa y San Pedro Sula, en donde tenemos presencia en el aeropuerto Ramón Villeda Morales, Chamelecón, los Cármenes, Rivera Hernández y el centro de San Pedro Sula.

-¿Se ha logrado bajar la incidencia delictiva en la capital industrial?

Con el bloqueo de llamadas en el centro penal ha bajado la extorsión, también las operaciones puntuales que se han hecho con los extorsionadores. Tenemos considerado, según las estadísticas que manejamos hay una disminución del 76% en todos los delitos, es una disminución significativa porque pasamos del 82% al 76%, hablamos de la generalidad del crimen que son asaltos, crímenes, pero donde más lo hemos visto es en la extorsión.

-¿Qué logros han tenido hasta la fecha en San Pedro Sula?

Hemos hecho operaciones puntuales en áreas como Chamelecón, Rivera Hernández, el Carmen, la Satélite y el centro de la ciudad, en la Gran Terminal de Buses. La gente se siente satisfecha, nos llaman que hagamos patrullajes, pero cuando entre el otro batallón daremos aún más respuestas a la población.

-¿La delincuencia como está operando en San Pedro Sula, según la labor de inteligencia de la PMOP?

La delincuencia tiene varias estructuras. Una es el sicariato, delincuencia común es decir asaltos, robos, hay otras estructuras dedicadas a la extorsión, al narcotráfico; así como con la defraudación fiscal, asalto a camiones, robo de combustible y muchas variables del crimen organizado en San Pedro Sula y eso es lo que estamos conociendo para enfrentarnos al enemigo.

-¿Sigue siendo San Pedro Sula una de las ciudades más violentas a pesar de la reducción de los índices delincuenciales?

Hasta el momento los índices dicen lo mismo, mientras tengamos esos índices la inversión se irá alejando de aquí. Hay unos entornos que nos indican que algunos inversionistas quieren que el crimen se mantenga en la ciudad porque les impide que vengan otros a competir y a desarrollar mejores perspectivas para el ciudadano.

-¿Tienen la logística necesaria para hacerle frente a la delincuencia?

Actualmente nosotros tenemos suficientes recursos para hacerle frente a la delincuencia; siempre y cuando este flujo logístico se mantenga en las instituciones del Estado se van a tener logros significativos, en la medida que estos flujos se vayan disminuyendo, entonces eso quiere decir que vamos a tener un desgaste y no habrá progresiones en la lucha contra la delincuencia.

-Han surgido varias unidades policiales, ¿hay dualidad de funciones?

Dentro de la función básica de seguridad hay una institución responsable que es la Policía Nacional, es que la tiene todo el entorno de investigación y de enfrentar la delincuencia, cuando el Estado ve que una institución necesita reforzamiento es cuando se crean este tipo de orgánicas para dar apoyo. Las Fuerzas Armadas tenemos la capacidad para apoyar eficientemente a estas instituciones y además, permite que la Policía Militar del Orden Público venga a reforzar la función de seguridad del Estado.

-¿Cómo trabaja la Policía Militar con las otras fuerzas de seguridad pública?

En este momento estamos insertos en una nueva orgánica a nivel del Estado que se llama Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina). En ese sentido poco a poco irá aglutinado toda la seguridad del Estado, en todas las instituciones con los sistemas logísticos y de informática tienen que unificarse para enfrentar las amenazas que el Estado puede tener y que se agudizan cada vez más.

-¿Cómo se diferencia un policía militar con un agente de la Policía Nacional?

La principal diferencia que tenemos es en el uniforme, la formación, las capacidades para trabajar y lo más importante es que la ciudadanía diferencie para cuando haya un inconveniente sepan a quién reportar. En ese sentido, la Policía Militar también tiene la capacidad para entrar de choque con los delincuentes en cualquier lugar que se necesite. Somos una fuerza entrenada para ello, no estamos entrenados para enfrentar problemas fáciles de seguridad sino que serios, enfrentar delincuentes peligrosos que anden armados, que causen daños a los ciudadanos.

-¿Saldrán de los batallones más soldados para la Policía Militar?

Sí. La estrategia contempla cinco mil hombres para ello tenemos dos batallones, tenemos el tercero que ya está en su etapa final de entrenamiento estará listo para reforzar al primero y segundo batallón de la Policía Militar y quedaríamos pendientes de la conformación de dos batallones más. Para San Pedro Sula calculamos que serán unos dos mil hombres de la Policía Militar, actualmente tenemos mil soldados.

-¿Cuál es el entrenamiento del policía militar?

Es precisamente el uso de las armas para enfrentar al crimen organizado, además para entrar en fuerzas de choque, en registros, en retenes, en el trato a la ciudadanía también en la persecución de delincuentes, la búsqueda de información sobre los delincuentes y el crimen organizado también un entrenamiento de inteligencia y otros entrenamientos que se van acercando a la parte técnica investigativa para reforzar la investigación con la DNIC y que los delitos no queden en la impunidad.

-¿Hay mujeres dentro de la Policía Militar?

Sí las hay, calculamos unas 50. Ellas están capacitadas para conducir todo este tipo de operaciones y el accionar de la Policía Militar.