20/05/2024
01:51 AM

Empresas afrontan escasez de personal con talento

  • 09 mayo 2013 /

Existen 800,000 jóvenes entre 15 y 29 años de edad que ni estudian ni trabajan.

    Los jóvenes afrontan las mayores dificultades para encontrar un trabajo debido a la falta de inversión en la educación para formar emprendedores, opinaron ayer varios expertos reunidos en el Cuarto Congreso Iberoamericano de Jóvenes Emprendedores Iberoamérica sin Fronteras.

    El evento se desarrolla en la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), organizado por la Asociación Nacional de Industriales (Andi) con el patrocinio de varias empresas sampedranas, entre ellas Diario La Prensa.

    En el cónclave participan expositores nacionales y extranjeros, inversionistas, académicos y estudiantes de las universidades públicas y privadas.

    Jóvenes estudiantes de los institutos técnicos de la ciudad tienen en exposición sus proyectos de emprendimiento.

    En las conferencias magistrales de ayer se resaltó la necesidad de mejorar la educación técnica y vocacional para atender las necesidades urgentes del mercado laboral.

    El congreso iberoamericano continúa hoy en la CCIC con el desarrollo de conferencias y charlas simultáneas y especializadas.

    El sistema educativo hondureño no está lanzando profesionales con las habilidades requeridas por las empresas, según una de las conclusiones.


    La Organización Internacional del Trabajo (OIT) hizo ayer un llamado a la acción para afrontar el desafío del empleo juvenil en América Latina y el Caribe al destacar que la tasa de desocupación para las personas de 15 a 24 años continúa siendo alta y podría empeorar en los próximos cinco años.


    “El empleo juvenil requiere medidas deliberadas para generar más y mejores puestos de trabajo”, advirtió la directora regional de la OIT, Elizabeth Tinoco, al comentar las cifras que ubican la tasa de desocupación de los jóvenes en 12.9%, equivalente a 2.8 veces la de los adultos.

    Ivette Cáceres: “Se necesitan personas creativas”

    “Nuestro mundo necesita emprendedores que sean parte de la solución de los problemas en su comunidad, el país y sus organizaciones mediante el emprendimiento y la responsabilidad social”, afirmó la dominicana Ivette Cáceres, vicepresidenta ejecutiva de la Cámara Junior Internacional.

    Cáceres expuso ayer el tema Importancia del ciudadano activo para el crecimiento económico de los países.

    El civismo activo es la capacidad voluntaria de los ciudadanos y comunidades que trabajan juntos para crecer en poder económico, social o político en la búsqueda de objetivos comunes.

    “Los problemas son muy grandes y no los podemos resolver solos, por eso vuelve a surgir el tema del ciudadano activo para fomentar la participación ciudadana y lograr los cambios positivos que queremos ver en nuestros países”, dijo la disertante.

    Ivette Cáceres instó a los jóvenes sampedranos a motivar el emprendimiento social, mediante el cual las organizaciones sociales y empresas desarrollan estrategias de mercados para lograr un objetivo social. “No es solamente generar riquezas para mí, o quizás solo generar empleo, que es muy bueno, sino que es todo el problema que puedo solucionar con mi emprendimiento.

    Nos pasamos la vida poniendo parches, no solucionando los problemas de raíz, que es una de las competencias que más necesitamos”, dijo Cáceres tras apuntar que las empresas buscan personas capaces de analizar problemas y ser creativas en las soluciones.

    Erick Andrade: “Hoy por hoy el talento es la clave”

    Las empresas de hoy buscan personas con talentos adecuados y que no hallan entre los miles de desempleados que salen a las calles tras un puesto, expuso Erick Andrade, gerente regional de Manpower Group.

    Andrade disertó sobre el tema Desarrollando el potencial de los jóvenes con talento.

    “Hoy por hoy, el talento es la clave. Antes, las empresas para generar riqueza necesitaban tener acceso al capital. Ahora, la fuente de generación de riqueza es el talento y el talento está en los jóvenes que buscan una nueva forma de generar o de aportar a la economía de los países”, dijo el ejecutivo hondureño.

    Expuso que en Honduras existen 800 mil jóvenes de 15 a 29 años que ni estudian ni trabajan, conocidos como la generación ninis.

    Según Andrade, los jóvenes tienen mayores dificultades que los adultos para encontrar un empleo por la falta de información, redes y conexiones, habilidades relevantes para el trabajo, experiencia y certificaciones y trabajos disponibles de nivel inicial.

    “Las firmas necesitamos talentos, que los jóvenes tengan las habilidades que lamentablemente el sistema educativo no está lanzando al mercado laboral”, agregó.

    Erick Andrade pidió a las universidades cambiar de mentalidad y, en vez lanzar empleados en áreas que no necesita el mercado, formar emprendedores que vayan a generar empleos para el bien de toda la población.

    “Para los jóvenes tiene un impacto psicológico salir graduados de una universidad o de un colegio y no tener oportunidades”, subrayó.

    Juan Pablo Gutiérrez: “En crisis se puede ser emprendedor”

    El empresario argentino Juan Pablo Gutiérrez exhortó a los jóvenes sampedranos emprendedores a que sean valientes y se animen a abrir su propio negocio.Cómo definir el modelo de negocios de tu idea fue el título de la charla que dio ayer Gutiérrez en el Cuarto Congreso Iberoamericano de Jóvenes Empresarios.

    “No se apresuren, piensen y reflexionen acerca de lo que quieren hacer y necesitan, que la ansiedad no les gane a la hora de querer emprender un negocio. Sean pacientes, bien atentos y despiertos, pero no pierdan la calma”, aconsejó Gutiérrez.

    Los retos para los jóvenes de hoy son un montón, pero hay muchos miedos. Cada persona que inicia un proyecto se enfrenta a distintos retos. “Mi recomendación es que reconozcan sus miedos y les pongan nombre y apellido: Yo tengo miedo de que no funcione mi negocio, yo no sé cómo conseguir dinero, no sé cómo renunciar a mi trabajo para iniciar mi emprendimiento, etcétera”.

    Después de reconocer los miedos es importante tener el coraje de buscar una solución, una alternativa y armar un plan.

    “Cuando uno toma una vida de emprendimiento y da el paso, su vida propia cambia radicalmente, incluso los miedos, los pensamientos y los hábitos. Entonces hay un cambio integral”, comentó. El empresario resaltó que en cualquier época de crisis se puede ser emprendedor. “Si uno no está dispuesto a afrontar los desafíos de ser emprendedor, que no los tome, pero si los toma, sepa que debe desarrollar ese entrenamiento todos los días”.

    Darren Olstad: “No hay que rendirse antes de tener éxito”

    El verdadero emprendedor ama lo que está haciendo, destacó el inversionista estadounidense
    Darren Olstad en su charla La pasión por emprender.

    “Cualquier persona razonable se daría por vencida por la cantidad de trabajo que hay que hacer, pero si a uno le encanta, lo puede hacer, no se rinde y puede dar un mejor producto o servicio”.
    Tener o ser dueño de su propia empresa da dinero y vale la pena, aseguró Olstad.

    “Si me preguntan cuáles son los negocios que han tenido éxito, yo se los diría, pero no es exactamente el negocio el que hizo las cosas por mí. Hay que ver realmente lo que hace un emprendedor. Tiene que estar bien apasionado respecto a algo y no rendirse antes de tener éxito”.

    Olstad manifestó que no hay límites para el emprendimiento. Todo comienza con un sí en la mente.

    “Si quieren ser médicos, sugiero que se sienten a hablar con un médico antes de estudiar y comprometerse en ello. Si quieren ser emprendedores, busquen a un emprendedor, siéntense con esa persona, conózcanla, trabajen con ella y las cosas van a ser muy distintas”, recomendó.

    Los valores fundamentales son sumamente importantes y hacen que las cosas funcionen.

    “Descubran sus fortalezas, lo que les encanta hacer, para descubrir ese proyecto que quieren
    empezar”, expuso el empresario norteamericano ante un numeroso auditorio de jóvenes
    sampedranos, estudiantes universitarios y de institutos técnicos de la ciudad.