28/01/2023
10:44 PM

Más noticias

Empresarios urgen de una ley anticontrabando en Honduras

Señalan que el Estado deja de recibir unos L4,000 millones anuales debidoa este ilícito, que luego de la pandemia ha aumentado en el país.

SAN PEDRO SULA

Los elevados impuestos, la corrupción y la informalidad en las prácticas comerciales son factores que están alentando el tráfico ilícito de mercancías.

El cierre de empresas y el aumento del comercio informal por la pandemia dispararon aún más el contrabando de mercancías en el país.

El tabaco, alcohol, la industria textil, los artículos higiénicos, cosméticos y alimentos son de los productos que más ingresan de forma ilegal a Honduras.

Respecto a los niveles de comercio ilícito de bebidas alcohólicas, según Euromonitor Internacional, Honduras registra un 23% de contrabando, por encima del promedio regional del 15% y sin llegar a los altos niveles observados en República Dominicana, Perú o Ecuador.

Aunque al ser ilícito es difícil determinar cuál es el impacto económico; estiman que el Estado deja de percibir alrededor de cuatro mil millones de lempiras en impuestos al año.

“Una buena parte de los productos que entran en Honduras son de contrabando, eso afecta la economía porque las empresas dejan de vender y se dejan de pagar impuestos al Estado y la salud de las personas que consumen estos productos sin ninguna regulación, sin estándares de calidad”, dijo Fuad Handal Katimi, presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi).

El contrabando será el tema toral del séptimo encuentro de la Alianza Latinoamericana Anticontrabando (Alac) que se desarrollará el 18 y 19 de mayo en San Pedro Sula con la participación de expertos de 15 países del continente.

El objetivo del evento, que lleva por lema “Integrando esfuerzos contra la ilegalidad”, es analizar buenas prácticas y visibilizar los instrumentos normativos y regulatorios que promuevan más legalidad y menos contrabando.

Además, poner al descubierto los perjuicios del contrabando en la agenda pública de Honduras y Latinoamérica, así como su relación con delitos conexos.

Handal Katimi indicó que luego de este importante evento esperan que se cree una ley anticontrabando, se active el observatorio anticontrabando y que se creen modernas medidas para combatir este delito en aduanas.

“La informalidad de la economía ha contribuido al contrabando, la pandemia vino a empeorar este problema; por el cierre de la economía hubo un repunte y la falta de controles modernos en las aduanas”, señaló Handal Katimi.

Durante las disertaciones expondrán expertos del Comité Anticontrabando de Fecaica, Crime Stoppers, Comisión Interinstitucional de Guatemala, Operadores Económicos Autorizados en Aduanas y funcionarios de Puerto Cortés (acreditado como puerto seguro a nivel internacional).

El evento es auspiciado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia y la Andi a través de su Comité Anticontrabando y Evasión Fiscal. La Alac informa que solo en América Latina el comercio ilegal mueve recursos por 210,000 millones de dólares al año.

Cesar Tielemans, director ejecutivo regional de la Andi, manifestó que compartirán experiencias con Colombia, Perú, Chile y sus mecanismos para combatir el contrabando.En el encuentro también estarán autoridades gubernamentales.