28/02/2024
03:14 AM

'Está conectada a unas máquinas, no habla, está en una situación grave...'

Se trata de una mujer de 30 años, diabética, descompensada, que adquirió coronavirus hace tres meses. Médicos piden acudir a los centros de salud al presentar el primer síntoma.

San Pedro Sula

El segundo caso de mucormicosis conocido como hongo negro derivado del covid-19 en el país fue detectado en el hospital Mario Rivas de San Pedro Sula, y se trata de una mujer de 30 años.

La paciente identificada como María Antonia Mejía Alfaro es diabética y llegó descompensada al hospital debido a que hace ocho meses abandonó el tratamiento. Además hace tres meses padeció de covid-19, según lo manifestado por sus familiares.

La paciente que tiene 16 días de estar en el centro asistencial es madre de dos niños, de 10 y 3 años, y reside en la aldea La Libertad, Villanueva, Cortés.

“Está conectada a unas máquinas, no habla, está en una situación grave, algunas veces escucha. Entro a la sala a verla a la 1:00 y a las 6:00 pm. Le hicieron exámenes en el cerebro, pero no se le nota nada en la cara. Hace como tres meses le dio covid”, expresó Santos Natarén Meléndez, esposo de María Antonia.

Diagnóstico

Ledy Brizzio, directora del Rivas, informó que la paciente ingresó a la sala de emergencia el 1 de junio en estado crítico por lo que el 2 de junio se entubó e ingresó a la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Antecedente
El primer caso de mucormicosis conocido como hongo negro derivado de covid que se detectó en el país fue un hombre de 56 años que padeció covid a inicios de año. El paciente es originario de San Pedro Sula.
“Se ingresó a UCI con un diagnóstico de cetoacidosis diabética, una complicación de su diabetes millitus tipo dos debido a un abandono de tratamiento durante ocho meses. La paciente tiene falla renal, está en condición séptica (infección que ocasiona insuficiencia orgánica), se inició tratamiento y terapia con hemodiálisis”, explicó.

Dijo además que se le hicieron varios estudios a raíz de unas lesiones que presentaba en los senos paranasales y en la mucosa oral. “Se le hizo una biopsia y se confirmó el diagnóstico de mucormicosis por lo que se inició el tratamiento, pero es un tratamiento que no se encuentra fácilmente en el mercado, sin embargo, los tenemos destinado para pacientes con VIH, se le asignó y ha tenido una leve mejoría”, dijo Brizzio, al agregar que el estado de la paciente es crítico.

El viceministro de Salud, Fredy Guillén, indicó que la mucormicosis es un hongo oportunista “porque se aprovecha de la condición del paciente para atacar el sistema y provocar las lesiones que ocasiona”. Añadió que una persona diagnosticada con hongo negro tarda de tres a cuatro semanas en recuperarse.

Guillén aconsejó que es importante acudir a los establecimientos de salud al presentar los primeros síntomas como secreción nasal con sangre, dolor de cabeza, dolores en los ojos y la parte superior de la nariz.

Foto: La Prensa