01/03/2024
04:30 PM

Colegiales sampedranos celebran con desfile día de la alfabetización

Estudiantes participan de una marcha esta tarde acompañados por personas que aprendieron a leer y escribir a través del trabajo educativo social.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 10,000 personas participaron en el desfile en honor a la celebración del Día Mundial de la Alfabetización.

Solo en Cortés, los estudiantes alfabetizaron a 17,437 personas este año, de las que 8,733 pertenecen a San Pedro Sula.

Este es el segundo año que se realiza esta actividad, que reunió a unos 100 centros de educación entre matutinos, vespertinos y nocturnos, cuyos alumnos desfilaron con las personas que aprendieron de ellos a leer y a escribir.

El recorrido fue desde la fuente luminosa en la primera calle hasta el Liceo Militar del Norte, adonde las instituciones recibieron la Antorcha Centroamericana de la Paz. Además, se celebró una vigilia en la que diferentes autoridades de la Secretaría de Educación dieron su mensaje a los estudiantes y a quienes este año tuvieron la oportunidad de alfabetizarse y cursar un grado de nivel primario.

En este desfile participaron unos 70 colegios más que los que se registran el 15 de septiembre.

Reyna Rodríguez, coordinadora del Comité Cívico, explicó que el desfile es más grande “porque participan todos los sectores a excepción de Cofradía y la Rivera Hernández, y el 15 las actividades se hacen sectoriales y en el centro solo se presentan los institutos del casco urbano”.

Blanca Lidia Ventura, alfabetizada, dijo que se sentía muy agradecida con la estudiante que le enseñó a leer y escribir. “Para mí es un gozo y un privilegio haber sacado mi sexto grado gracias al programa Educatodos. Le pido al ministro que no quite este programa que ha beneficiado a tantas personas como yo y animo a otra gente para que no se nieguen cuando les hacen la oferta de ser alfabetizados. Al comienzo es difícil, pero se puede y la recompensa es gratificante”.

Pascual Orellana, alfabetizado, refirió: “Esta es la segunda oportunidad que tuve de estudiar y después de todo lo que se me complicó la vida por no saber leer ni escribir, no la iba a desaprovechar. Ahora me siento orgulloso de mí mismo. A mis 60 años puedo decir que no soy un ignorante y ayudaré al que quiera enseñándole lo que aprendí gracias a estos muchachos”, expresó. Elizabeth Canales, estudiante del Instituto Bachillerato en Sistemas, manifestó: “Me siento orgullosa de haber ayudado a cambiar la vida de alguien y lo volvería a hacer. La persona que yo le enseñé aprendió mucho y eso me hace sentir bien”.

Importancia

Reyna Rodríguez destacó la importancia de que muchos ciudadanos puedan ver cristalizados sus sueños, como aprender a leer y escribir.

“Estas son personas que habían sido excluidas del sistema educativo, pero han podido darse cuenta que a pesar de su edad y otros obstáculos ahora son parte de este programa. Para aprender no hay edad, solo hay que tener un poco de voluntad y buscar la oportunidad”.

“No solo recibieron formación académica, también se les despertó el amor a la patria y se dan cuenta que pueden contribuir al desarrollo de la nación. Saben que ellos pueden luchar por una mejor Honduras”.

Las antorchas que iluminan el desfile simbolizan la llama de la hermandad que debe haber entre los hondureños.

En el caso de la Antorcha de la Paz significa los lazos de amistad que hay con los hermanos centroamericanos.