22/05/2024
06:16 PM

Se agudiza conflicto entre la alcaldía y los vendedores en San Pedro Sula

Los vendedores dicen que ellos defienden su derecho, mientras que el alcalde los acusa de intimidación y de intentar vender el terreno en la salida del sur de la ciudad.

San Pedro Sula

El Palacio Municipal permaneció resguardado ayer todo el día por unos 200 agentes policiales por la amenaza de más disturbios por parte de los vendedores de los mercados.

La tensión se volvió a elevar ayer cuando 24 horas después del caos, los vendedores volvieron a protestar en la tercera avenida, pero esta vez fue pacífica, aunque las exigencias no cambiaron.

No ha existido diálogo entre las autoridades municipales y las asociaciones de vendedores que protestan por supuestos abusos de la Policía Municipal y la situación se agudiza ante el cruce de denuncias, amenazas de querellas y demandas por parte de los involucrados.

Además

5 Policías afectados hay producto del enfrentamiento ocurrido el martes. Tres fracturados y dos golpeados, todos son policías élite.

El primero en ofrecer una conferencia de prensa fue el alcalde Roberto Contreras donde arremetió contra la presidenta del Sindicato Nacional de Comerciantes del Sector Informal de Honduras (Sincosih), Claudia Pineda, y el presidente del Sindicato de Vendedores Libre de Mercados, Ferias Estacionarias de Honduras (Sivelefest) Fredy Núñez, con quienes aseguró que nunca se reunirá.

“Lo sucedido ayer (martes) no es el comportamiento de los emprendedores ni de todas las asociaciones de los vendedores de San Pedro Sula este es el accionar único del Sincosih encabezado por Claudia Pineda y Fredy Núñez del Sivelefest, quienes fueron a traer personas de otros lugares, que ni siquiera son vendedores ambulantes, para ocasionar este caos en la ciudad”, aseguró Contreras.

Según el alcalde, esas acciones se dieron a raíz de que él está protegiendo el terreno cercano a la terminal de buses, “que es patrimonio de la ciudad, y no es propiedad exclusiva de los señores mencionados”, a quienes acusó de estar vendiendo este bien para un proyecto habitacional.

“Tenemos pruebas y han emprendido una lucha en la que quieren estafar a muchas personas para beneficio personal”, dijo Contreras.

“Mientras estábamos encerrados en la municipalidad, fuimos secuestrados prácticamente tres horas, producto de una protesta que no tiene ningún fundamento, todos tenemos derecho a protestar, siempre y cuando sea pacífica, no podemos en una forma violenta querer incendiar un edificio para que se mueran 100 a 120 personas que ahí trabajábamos”, dijo el alcalde.

Reveló que interpuso una denuncia en el Ministerio Público y responsabilizó a los dirigentes Pineda y Núñez ante cualquier atentado que sufra un empleado municipal o su familia.Dijo que no tienen dónde acudir, porque la Policía Nacional no los defendió, por ello están buscando los Tribunales de Justicia para que procedan a capturar y a judicializar a Claudia Pineda y a Fredy Núñez.

Para saber

7:00 am de hoy siguen las protestas pacíficas de parte de las asociaciones de vendedores, informaron los dirigentes, quienes esperan dialogar con las autoridades.

Minutos después de la conferencia y al escuchar lo mencionado por el alcalde, los dirigentes de vendedores Claudia Pineda y Fredy Núñez procedieron a interponer una querella por difamación y calumnia contra el alcalde Roberto Contreras.

“Esas acusaciones tendrá que probarlas porque lo que dice es mentira, realmente desconocemos el actuar del alcalde y lo único que pedimos es el diálogo nada más”, dijo Fredy Núñez.

Los comerciantes del sector formal que tienen sus tiendas en la zona del centro piden a las autoridades buscar una solución al caso.

“No es peleando ni demandándose que van a solucionar el problema, deben agotar el diálogo y tanto el alcalde como los dirigentes deben sentarse”, opinó el taxista Marvin Méndez, quien ha sido testigo en primera fila del caos vivido en el centro de la ciudad.

Roberto Contreras dijo que no negociará con los dirigentes.