San Pedro Sula tiene un déficit de al menos mil hidrantes

Hay 414 tomas de agua para sofocar incendios, según normas internacionales, en distritos comerciales e industriales debe haber uno cada 76 metros.

Hay 414 tomas de agua para sofocar incendios, según normas internacionales, en distritos comerciales e industriales debe haber uno cada 76 metros.
Hay 414 tomas de agua para sofocar incendios, según normas internacionales, en distritos comerciales e industriales debe haber uno cada 76 metros.

San Pedro Sula, Honduras.

La Capital Industrial crece de manera acelerada en población y urbanizaciones, pero no cuenta con los suficientes hidrantes para sofocar incendios.

En el incendio suscitado la noche del sábado, entre la 6 calle y 7 calle, 2 avenida del barrio Concepción, el Cuerpo de Bomberos utilizó 80,000 galones de agua, en gran parte suministrada por camiones cisterna porque solo había disponible un hidrante en la 5 calle y primera avenida, al cual los cuerpos de socorro se conectaron.

Recomendaciones internacionales señala que debe haber una toma de agua contra incendios cada 76 metros en zonas comerciales.

En muchos barrios de San Pedro Sula dentro del primer anillo de Circunvalación no cumplen esta regla, pues los hidrantes se encuentran separados por varias cuadras o en algunos casos no se encuentran disponibles.

El capitán Carlos Cruz, jefe de operaciones del Cuerpo de Bomberos en San Pedro Sula, dijo que esa noche pudieron resolver con el apoyo de camiones cisternas de los bomberos y de Aguas de San Pedro; sin embargo, reconoció que en la ciudad se ocupa al menos el triple de los hidrantes existentes, es decir, hay un déficit del 60%.

En la cláusula 59 del contrato de Concesión de ASP se especifica que la Municipalidad anualmente presentará una lista de hasta 40 nuevos puntos donde se deberán instalar hidrantes y que deben ser instalados por el concesionario.

“ASP instala cada año nuevos hidrantes, en la ciudad rondan cerca de los 500, pero ocupamos el triple de esa cantidad para que haya una buena cobertura”, agregó Cruz.

Contexto

Maurizio Chiovelli, gerente general de ASP, dijo a LA PRENSA, que en zonas como Cofradía y Rivera Hernández, es difícil considerar la instalación de hidrantes, ya que al no haber medidores no hay control de la presión del agua potable y eso es vital para el funcionamiento de estos aparatos. En el caso de la zona centro, adonde se establece el comercio, se debe abordar la problemática de forma integral con un ordenamiento, ya que los hidrantes no son el principal problema, sino la instalación de negocios informales y las bajadas eléctricas sin control, señala.

Chiovelli confirmó que cada año instalan nuevas tomas a petición de alcaldía y Bomberos. “ASP realiza las instalaciones a pedido de las autoridades. Siempre hemos colaborado con los bomberos, en todos los incendios que se han dado mandamos a nuestro personal para asistirlos en caso de ser necesario y en este último apoyamos con una cisterna”, dijo.

Chiovelli comentó que ciudades como San Pedro Sula no se pueden regir con recomendaciones para establecimiento de hidrantes diseñadas para el primer mundo, debe ser prioridad ordenar el comercio y el centro de la ciudad. Dijo que cumplen con lo que el contrato de concesión indica sobre los hidrantes, pues instalaron 100 en los primeros cuatro años de concesión (2000-2004) e instalan lo que cada año pide la alcaldía en los puntos que ellos determinan.


Apoyo

La designada presidencial, María Antonia Rivera, informó que los 60 locatarios que perdieron sus puestos de venta en el siniestro del sábado recibirán en apoyo del Gobierno con acceso a financiamiento para que puedan volver a levantar sus medios de subsistencia.

La designada dijo que hoy visitará, por instrucciones del presidente Hernández, la zona devastada, para conocer la magnitud del siniestro y apoyar en la reconstrucción de los locales. Antes de la visita se reunirá con el alcalde Armando Calidonio para establecer mecanismos de asistencia.

La Prensa