Déficit de viviendas se duplicó tras las tormentas tropicales

Urbanizadores estiman que el déficit habitacional ya supera las 800,000 casas en el valle de Sula. Recomiendan crear programas específicos para desarrolladores.

Viviendas en el sector sureste de la ciudad. Una zona que ha crecido en los últimos años.  Foto/drone: Fanklin Muñoz
Viviendas en el sector sureste de la ciudad. Una zona que ha crecido en los últimos años. Foto/drone: Fanklin Muñoz

San Pedro Sula

El déficit habitacional en San Pedro Sula era de más de 400,000 casas, pero luego de las tormentas Eta y Iota, la necesidad de vivienda en el Valle de Sula se duplicó, aseguran expertos.

Es decir, actualmente, la demanda en el valle de Sula es de más de 800,000 casas. Las tormentas tropicales destruyeron en su totalidad o dañaron muchas casas en municipios como Choloma, San Pedro Sula, La Lima, Villanueva, lo que obligó a muchos a alquilar o buscar refugio en casas de familiares y amigos.

Brenda Mendoza, residente del sector Chamelecón, compartió que solo algunas paredes de su casa quedaron en pie después de las inundaciones.

“La casa quedó destruida totalmente. Se le fue el techo, las puertas, solo algunas paredes y rajadas quedaron”, dijo a LA PRENSA.

Mendoza contó que actualmente vive con unos familiares porque aunque su plan es reconstruir su casa no cuenta con los recursos para hacerlo.

Leonardo Villegas, experto urbanizador, manifestó que en la residencial La Frontera, ubicada en las cercanías del aeropuerto Ramón Villeda Morales, se perdieron 300 viviendas con las tormentas. “Más 30 casas que se estaban construyendo al mes, a estas alturas hay 500 viviendas menos”, dijo.

Villegas detalló que las pérdidas económicas superan los L100 millones, porque la inversión hecha era de L80 millones más las personas que abandonaron sus casas. “Aunque se están reparando las casas y poniéndolas como estaban antes, pero hay que reparar calles y demás”.

Reconoció que el Gobierno a través de los programas de vivienda bajó el interés al 5% y eso lo vuelve más accesible.

Sin embargo, aconseja una revisión de la tramitología que sigue existiendo para los que quieren comprar una casa y las personas pierden el interés.

“Para el caso, a nosotros nos tocó devolver cerca de 600,000 lempiras en primas que ya estaban dadas para casas, pero las personas ese dinero lo ocupan para hacerle frente a gastos del diario vivir”, comentó. Villegas estimó que ahora el déficit habitacional en el Valle de Sula ya se duplicó y a nivel nacional es de más de un millón.

Refirió que la pandemia y las tormentas también han causado que crezcan las invasiones en diferentes puntos de la ciudad.

“El Gobierno debe crear programas específicos para los desarrolladores, porque es el que invierte, es el que arriesga. Deben definir las zonas donde se puede construir, la alcaldía a estas alturas debe tenerlo definido”, apuntó el urbanizador.

Ariel Santos, presidente de la Asociación de Urbanizaciones y Promotoras de Viviendas de Honduras (Asuprovih), declaró que más de 20,000 casas resultaron dañadas con las inundaciones y aunque la mayoría ya retornó a sus viviendas hay quienes aún no pueden hacerlo.

Coincidió en que el déficit habitacional se duplicó en el valle de Sula. “Hay personas que ya tenían su casa propia y ahora requieren otra casa para vivir”.

Santos señaló que la tasa de interés del 5% es positivo, pero no todos son bancables o son elegibles a un crédito.

Santos explicó que los trámites para tener una casa pueden durar hasta dos años. Se debe simplificar el proceso.

Lo ideal es trabajar en un programa de incentivo para los desarrolladores y para los que quieran obtener su casa y no sean elegibles por la banca.

Más detalles sobre vivienda

En febrero de este año, Convivienda informó que contaba con L256.8 millones para la construcción de 3,317 viviendas este año a nivel nacional.

Adicional estaban gestionando L1,200 millones más para construir 3,500 casas en el valle de Sula, entre donadas y financiadas.

Actualmente, Convivienda cuenta con 130 proyectos habitacionales certificados, muchos de estos en la zona norte. La tasa de interés pasó de 9.7% a 5% a 20 años plazo.

La Prensa