La escuela Victoriano López necesita apoyo para no cerrar

En 80% han disminuido los aportes de la empresa privada, y los estudiantes claman por ayuda.

En la escuela Victoriano López se han graduado centenares de músicos que hoy sobresalen en otros países. Muchos de los que allí estudian están becados.
En la escuela Victoriano López se han graduado centenares de músicos que hoy sobresalen en otros países. Muchos de los que allí estudian están becados.

San Pedro Sula, Honduras.

La crisis educativa generada por la pandemia está acabando con los sueños de la generación que tiene en sus manos el futuro de Honduras.

El cierre de muchos centros educativos es casi un hecho y en San Pedro Sula algunos están con el agua hasta el cuello intentando sobrevivir.

Uno de ellos es la Escuela Musical Victoriano López, una institución insigne en la ciudad, y de donde se han formado grandes músicos dejando el nombre de Honduras en alto. Este año cumple 75 años de fundación.

LEA: Inversión municipal de San Pedro Sula en salud ronda los L80 millones

De esta institución han egresado aproximadamente 480 músicos que en la actualidad conforman orquestas sinfónicas en todo el mundo: en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia.


Esfuerzo

La emergencia sanitaria provocó que las clases presenciales se suspendieran, que muchos padres de familia de los 110 alumnos quedaran sin trabajo y no puedan pagar mensualidades y la escuela enfrente una crisis económica sin precedentes.

La escuela Victoriano López se caracteriza por ser la única en Honduras, en la que sus alumnos reciben formación musical en jornada completa.

Con base en los últimos cambios en el sistema educativo nacional, en 2015 inauguraron el plan básico, en donde los jóvenes estudian sus humanidades y la carrera de música. Lo anterior les permite disponer de dos ofertas de estudio, el bachillerato en ciencias y humanidades con orientación en música; así como también una segunda jornada con un formato de conservatorio.

Ante este panorama, los espacios físicos eran insuficientes y ya no estaban adaptados para atender a los jóvenes y que recibieran cómodamente sus clases.

La fundación emprendió una campaña para conseguir patrocinadores que creyeran en este proyecto de ciudad y país para seguir desarrollando músicos de alto nivel.

El proyecto consiste en la modificación de los edificios de estudio, administrativos y el auditorio de la institución para tener un mayor alcance y una mejor didáctica, la compra de instrumentos musicales, capacitaciones al personal docente y capacitaciones a los alumnos,
campamentos musicales, asesorías.

La Municipalidad tuvo a bien ser parte fundamental de este proyecto aprobando un apoyo a la Victoriano por ocho millones de lempiras, de los cuales fueron entregados cuatro millones de lempiras. De momento están a la espera del siguiente desembolso.

La directora administrativa de la Fundación Filarmónica de San Pedro Sula, Cristina Mejía, dice que actualmente la institución atraviesa una dura crisis económica, ya que los fondos municipales no pueden ser usados en nada más que no sea lo establecido en el convenio con la Municipalidad de San Pedro Sula.

“Cada mes nos vemos en serias dificultades para poder cubrir los salarios de todo el personal de la institución, ya que como Fundación Filarmónica de SPS nos encargamos de conseguir fondos para que la Escuela Musical Victoriano López siempre pueda operar”, dice.

Reitera que ha sido un año sumamente difícil debido a que la mayoría de nuestros aportantes empresarios no estaban operando, muchos padres de familia perdieron sus trabajos y por ende no hay pago en las mensualidades, por lo que han sido unos meses complicados y de sacrificios económicos.

A pesar de ello nos estamos reiventando, pero necesitamos el apoyo de todos y que la música no pare, dice.

La directora explica que la mayoría de los alumnos son del sector Santa Marta, y aledaños, además de la Satélite, Dos Caminos y Villanueva, Cortés. También hay alumnos procedentes de otros departamentos. “Actualmente el porcentaje de padres de familia en mora es del 45% y las aportaciones de la empresa privada se redujeron al 80%”, expuso la encargada.

La Prensa