Administración de terminales debe incluir a los alcaldes

Esta junta administradora también manejaría los aeropuertos de La Ceiba y Roatán,y debe estar integrada por el sector público, privado y los alcaldes de cuatro ciudades.

El Villeda Morales fue concesionado en 2000 con tres mangas de abordaje y sigue igual.
El Villeda Morales fue concesionado en 2000 con tres mangas de abordaje y sigue igual.

San Pedro Sula.

La propuesta de nombrar una junta administradora para manejar temporalmente los aeropuertos Ramón Villeda Morales, Golosón (La Ceiba) y Juan Manuel Gálvez (Roatán) toma fuerza. Primero fue planteada por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y hoy es respaldada, con algunas modificaciones, por la comisión especial multipartidaria del Congreso Nacional tal como lo plasma en un informe que será presentado al pleno.

La comisión multipartidaria es la encargada de vigilar, supervisar y sobre todo establecer los procesos de consulta y diálogo de la nueva concesión del aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales, durante los próximos años.

En el informe la comisión recomienda tomar en consideración la propuesta realizada por el Cohep de otorgar de forma temporal la administración y operación de los aeropuertos internacionales de San Pedro Sula, La Ceiba y Roatán a la Junta Administradora de Transición del Sistema Aeroportuario del Norte y Litoral Atlántico.

20 AÑOS
El Villeda fue concesionado en el año 2000 y los beneficios para el Estado fueron mínimos, según expertos.

Esa junta sería sin fines de lucro y operaría mientras se realiza el proceso de licitación pública internacional para la adjudicación de la concesión de las terminales indicadas. Los parlamentarios también recomiendan que deben incorporarse a esta junta los alcaldes de las municipalidades de San Pedro Sula, La Lima, La Ceiba y Roatán, quienes quedarían incorporados de manera local según el domicilio de cada aeropuerto.

La diputada Welsy Vásquez, integrante de la comisión, explicó que la propuesta está sujeta a cambios, pero se considera que este mecanismo de administración permitiría alcanzar el desarrollo de las diferentes zonas geográficas donde operan los aeropuertos.

Con ello también se busca mejorar las condiciones económicas de la población, asimismo, se podrán optimizar los recursos económicos que generan los aeropuertos mediante la reinversión en las mejoras de su operatividad volviéndolos seguros, modernos, actuales y acorde a las necesidades de los usuarios, lo cual influirá en la economía de todo el país.

Recalcó que el informe va encaminado a proteger los intereses del país y privilegiar la inversión nacional respecto a la extranjera, como mecanismo de apoyo a la reconstrucción de la economía y desarrollo de los aeropuertos.

Lg-aeropuerto2-080820(800x600)
Ayer autoridades gubernamentales supervisaron la terminal para verificar las medidas de seguridad que se implementarán durante la reapertura.

Propuesta

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada ya había propuesto crear una junta de transición del sistema aeroportuario ante la finalización de la concesión que abarca los aeropuertos de San Pedro Sula, La Ceiba y Roatán.

Roberto Larios Silva, cuando era alcalde de San Pedro Sula, fue miembro de la junta administradora del Ramón Villeda Morales cuando este estaba en poder del Gobierno.

Él considera que es obligatorio proceder a licitación pública con términos de referencia claros, equitativos y justos para las partes. “No es posible justificar una ampliación a la concesión actual. Ya sucedió con Palmerola y Toncontín que se dieron concesiones sin licitación, sin conocerse los beneficios para el Estado”, criticó.

Afirmó que es fácil comprobar si los beneficios de la concesión fueron muy productivos para el concesionario con gran detrimento para el socio público. Las mejoras fueron pocas en el período de concesión.

Lg-aeropuerto3-080820(800x600)

Supervisan protocolos en el aeropuerto Villeda Morales

Autoridades de Gobierno realizaron ayer una inspección en el aeropuerto Ramón Villeda Morales para avanzar con el proceso de reapertura.

Se reunieron con miembros de las líneas aéreas, autoridades de la Dirección de Seguridad Aeroportuaria y Gerencia del Aeropuerto para hablar sobre los protocolos de bioseguridad que se implementarán para salvaguardar la seguridad tanto de los pasajeros como el personal del aeropuerto.

“Al principio de la apertura se espera mucho movimiento debido a las personas que han esperado para retornar al país, de igual manera los que deseaban salir, después de eso se
espera una baja en el flujo de pasajeros”, dijo Nicolle Marrder ministra de Turismo.

Entre los cambios y medidas de bioseguridad incluyen la habilitación de dos entradas únicamente donde habrá funcionarios de salud tomando la temperatura, aplicando gel antibacterial y recordando las demás medidas de bioseguridad.

“Pedimos a los pasajeros no traigan a sus familiares, es algo de nuestra cultura, pero ahorita hay que protegernos, por favor despídanse en los vehículos y que solo ingrese el pasajero al aeropuerto, así evitamos aglomeraciones”, dijo la designada presidencial María Antonia Rivera durante la inspección.

La Prensa