Reactivación será lenta, pero se salvarán miles de empleos

El esfuerzo se enfoca en recuperar los empleos perdidos y mantener los que hay. Han pasado 130 días del cierre y muchos negocios no tuvieron su mejor día aye.

Las tiendas Mendels habilitaron sus triajes, mientras que en otras industrias, como Windotec, se trabaja con las medidas de bioseguridad. FOTOS: YOSEPH AMAYA/aMÍLCAR IZAGUIRRE
Las tiendas Mendels habilitaron sus triajes, mientras que en otras industrias, como Windotec, se trabaja con las medidas de bioseguridad. FOTOS: YOSEPH AMAYA/aMÍLCAR IZAGUIRRE

San Pedro Sula.

La reactivación será lenta, pero no desmayaremos. Necesitamos incentivos reales del Gobierno, nosotros cumpliremos nuestra parte y esperamos que también la población lo haga, solo así saldremos adelante”, dice Elvira Villanueva, ejecutiva de la Corporación Mendels.

Ellos comenzaron a trabajar ayer con el 20% del personal cumpliendo los protocolos de bioseguridad en sus tiendas y con sus colaboradores activos después de 130 días de paro en todo el país por el covid-19.

LA PRENSA realizó un recorrido por la ciudad y el movimiento comercial y empresarial retorna poco a poco, también se mantiene presente el miedo de contagiarse con el virus.

Datos
1- Perdón tributario. La Asociación de Industriales recomienda aprobar prórroga de pago de impuestos, eliminar los pagos a cuenta del 2020 y eliminar el pago activo neto del 2020 y 2021.

2- Municipalidades. Piden reformar la Ley de Municipalidades para evitar los cobros excesivos que hacen a través de los planes de arbitrios.

3- El sector transporte ha solicitado alivio real del pago de matrícula del presente año. El Gobierno solo autorizó hacer acuerdos de pago.

El sector empresarial coincide en que el éxito de la reapertura económica dependerá de mantener las estrictas medidas de bioseguridad para evitar masivos contagios.

Pequeños comerciantes y las grandes empresas saben de protocolos de bioseguridad. Muchas de ellas ya los cumplen, pero otros están en proceso.

Todos los sectores tienen una gran tarea para que la economía se reactive, se logren mantener los empleos y, lo más importante, se evite el contagio.

200,000
empleados paralizados. Estimaciones de la Secretaría de Trabajo indican que unos 200,000 trabajadores están suspendidos.

La reapertura económica se mantendrá con los toques de queda vigentes, en un horario de 7:00 am a 5:00 pm de lunes a viernes. Se sigue atendiendo a la ciudadanía conforme al último dígito de la cédula de identidad, pasaporte o carnet de residencia para extranjeros y respetando la atención preferencial para adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad.

Esfuerzo

Grandes empresas exportadoras de Honduras comenzaron a trabajar con el 20% de sus empleados como manda la ley y cumpliendo las medidas, que son claves para enfrentar la pandemia.

El presidente de Windotec, una empresa de procesamiento de vidrios, Pablo Rishmawi, dijo a LA PRENSA que la situación ha sido complicada porque para las compañías no ha sido fácil obtener los salvoconductos, por ello muchos empleados han tenido problemas para presentarse a trabajar. El transporte también ha sido una limitante.

Lg-fase1-8300720(800x600)
El comercio abrió sus puertas y los clientes comenzaron a llegar con el miedo normal del contagio del virus, pero con la certeza de que solo juntos saldremos adelante de esta situación.

“Las exportaciones no paran, acá en Honduras estábamos en fase cero, pero el resto de países de la región no, y hay que cumplir con los pedidos”, expresa.

Asegura que la reactivación será lenta y el costo de operar se incrementó por todas las medidas de bioseguridad; además, son menos horas de trabajo porque hay que cumplir con los horarios establecidos por Sinager.

Al seguir sin salida de los consumidores causamos una crisis de demanda en las empresas.

Lenin Palencia, economista

“No ha sido fácil, pero tenemos que seguir adelante para conservar la mayor cantidad de puestos de trabajo posibles y salvar vidas”, dijo Rishmawi.

Por su parte, William Hall, empresario de la construcción, señaló que reanudar la fase uno y continuar con la apertura de la economía es una muy buena noticia para todos.

“También representa una enorme obligación en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad para las personas y las empresas”, dijo.

La reapertura es una decisión difícil, complicada, pero se tiene que seguir construyendo.

Ebal Díaz, ministro de la Presidencia

Estoy seguro de que no hay empresario que desee que sus empleados se enfermen”, dijo el empresario.Detalló que se tiene que ser muy cauteloso en esta reapertura para que el sistema de salud no colapse.

Los números preocupan, ya que con el cierre de la economía por más de 130 días entre 400,000 y 500,000 personas han perdido sus fuentes de ingresos en todo el país, y un buen porcentaje corresponde a San Pedro Sula, según la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, ya sea porque están suspendidos o despedidos.

Lg-fase1-7-300720(800x600)

Incentivos

Pedro Barquero, presidente de esa organización, estima que la continuidad de la reapertura dependerá de tres niveles de responsabilidad que debe cumplir el Gobierno, el sector privado y la población.

Resumió esos tres niveles: que el Gobierno brinde atención correcta y oportuna en el sector salud, la empresa privada cumpla con los protocolos de bioseguridad y la población acate las medidas.

La fase 1 de reapertura será durante los próximos 15 días; luego de las valoraciones, el Gobierno decide si avanza a la fase 2.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Fuad Handal, explica que hay empresas de más de 200 empleados que han equilibrado la economía con la salud.

Los triajes, pruebas rápidas, tratamiento oportuno y los protocolos de bioseguridad han sido claves y los contagios se redujeron, señaló.

El presidente de la Andi dice que el proceso será lento y se reactivarán entre 150,000 y 200,000 empleos si el Gobierno brinda incentivos reales. “No tendremos la misma demanda de productos, hay que reinventarse. Muchas empresas van a cerrar y otras tendrán que cambiar de rubros”, asegura el dirigente.

Indicó que las compañías se prepararon con los protocolos y ayer comenzaron a trabajar correctamente.

Sector informal no cumple las medidas

Las empresas deben facilitar el equipo de bioseguridad a los empleados como parte del protocolo. Las compañías grandes lo están haciendo, pero en la economía informal el reto es enorme.

Ayer no existía en San Pedro Sula un informe sobre supervisiones de parte de Sinager para que se cumplan las medidas de bioseguridad.

En el publicitado comunicado establecen que las regionales de Sinager deberán estructurar comités de vigilancia para el cumplimiento de estas disposiciones.

Ayer, ninguna autoridad en la ciudad presentó informe al respecto.

LA PRENSA recorrió la ciudad en su retorno de la fase 1 y muchos de los negocios, principalmente en el centro de la ciudad, no reúnen las condiciones para operar, sobre todo la economía informal.

“Sabemos que hay que cumplir con las medidas y lo estamos haciendo dentro de nuestras posibilidades, pues llevamos montón de días cerrados, dijo Magdalena Reyes, una vendedora del sector informal.

Los comerciantes informales en el centro piden que les permitan abrir sus negocios que han permanecido cerrados desde el comienzo de la pandemia.

El uso de la mascarilla y gel de manos es obligatorio, pero en los negocios informales no se está cumpliendo.

Los vendedores argumentan que necesitan apoyo y algún tipo de capacitación para cumplir a cabalidad.
También es necesario colocar lavabos públicos para que la gente pueda lavarse las manos, expresan los vendedores.

Lg-fasevinculada2-300720(800x600)
La necesidad ha llevado a muchos dueños de puestos de venta a tenerlos abiertos aún en fase cero, pero no cumplen con ninguna medida de bioseguridad. También las personas que llegan a comprar al mercado no usan correctamente las mascarillas.
La Prensa