Economía sampedrana colapsada por la pandemia

Expresidente de la Ccic Jorge Faraj dice que la pérdida del PIB nacional se estima en más de L100,000 millones y una buena parte es de Cortés. Hay preocupación por el desempleo.

San Pedro Sula continúa en la fase cero por el aumento en los contagios del covid-19.
San Pedro Sula continúa en la fase cero por el aumento en los contagios del covid-19.

Tegucigalpa.

Con los estragos que está causando el covid-19 en el mundo, todos los países se enfrentan al dilema: economía versus salud.

La salud es primero, pero la realidad es que economías como la de Honduras, en especial la de San Pedro Sula, ya no soportan cuarentenas prolongadas.

El informe de resultados de la investigación Resiliencia empresarial Valle de Sula elaborado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) revela que las ventas de las empresas en la zona norte, específicamente en el valle de Sula, están drásticamente afectadas a raíz de la pandemia.

Según el estudio, el 74% de las microempresas no registró ventas, el 21% obtuvo las ventas bajas.

La tendencia es casi similar en la pequeña empresa donde el 67% no vendió y el 23% obtuvo un bajo descenso; sin embargo, el impacto fue menor en la mediana y gran empresa mostrando un comportamiento diferente; el 36% indicó que no vendió, un 55% confirmó tener una baja en sus ventas, un 9% registró las ventas más altas e iguales, en el caso de la micro y pequeña empresa fue de un 3% el incremento.

Pérdidas enormes

El expresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) Jorge Faraj dice que la reducción del producto interno bruto (PIB) se estima será de más de 100,000 millones de lempiras, de los cuales un gran porcentaje corresponde a Cortés.

“Se estima que en la pandemia se están perdiendo más de 400,000 empleos formales que llevará varios años recuperar”, señala.

El empresario dice que la pandemia afecta a todo el sector económico, micro, pequeña, mediana y gran empresa.

lg-Victorino carranza-140720(800x600)
“Muchas mipymes se podrían perder en el valle de sula si no acceden a créditos” : Victorino Carranza,
Micro y Pequeña Empresa

Faraj explica que a corto plazo se ve un panorama muy difícil porque no hay medidas de alivio para compensar el daño que ha sufrido la economía.

“Es necesario que el Gobierno y autoridades locales junto con el sector privado una vez pasada la pandemia trabajen en una estrategia para que se puedan recuperar los negocios y los empleos perdidos”, asegura.

Determinó que una de las medidas inmediatas que deberá tomar el Gobierno es dar capital semilla a los pequeños negocios para que puedan reactivarse.

El expresidente de la CCIC Rafael Flores detalla que el virus está dejando un “desastre”. Considera que lo peor en el aspecto económico está por llegar y por ello debe comenzarse a trabajar ya.

“Vamos a sufrir todos. Hay compañías que pagan en salarios entre 28 y 35 millones de lempiras; pero en este momento no se está inyectando esa cantidad a la economía".

El comercio informal, que representa el 70% de la población económicamente activa, es uno de los sectores más afectados desde el inicio de la cuarentena en Honduras.

Análisis

El economista Melvin José Ferraro señala que la desaceleración económica y decrecimiento de la actividad comercial e industrial tendrá un impacto muy negativo en los índices de pobreza del municipio.

“En San Pedro Sula, el 94% de las unidades económicas formales son pequeñas y medianas empresas, estas representan aproximadamente 28,335 unidades que están en riesgo de cerrar”.

Explica que durante la pandemia, los sectores productivos de San Pedro Sula que fueron más afectados son el comercio al por mayor y menor, construcción, actividades de alojamiento y servicios de comidas y otras actividades como el sector financiero, representando casi el 70% del sector productivo de la ciudad.

Establece que una cantidad significativa de empresas ha cancelado o despedido a su personal, lo que ha incrementado el número de desempleados que presenta el municipio.

“La pandemia tendrá un efecto al alza en la tasa de subempleo visible e invisible, el sector productivo ha tenido que reinventarse hasta el punto de aprender a realizar otros oficios que no corresponden a su formación académica. El subempleo podría aumentar a un 70-75%”.

El consumo interno caerá porque la gente solo cubrirá lo básico por mucho tiempo.

César Elvir, empresario de la construcción

Para Ferraro, la inminente caída de las remesas tendrá un impacto en el ingreso por hogar, lo que puede poner en riesgo a un sector de la población que depende en exceso de su volatilidad.

“Un 41% de la población de San Pedro Sula que ha emigrado al exterior lo ha hecho a los Estados Unidos. La mayoría de ellos laboran en los sectores de servicios y construcción.En términos reales, aproximadamente unos cinco millones de personas que laboran en esos campos han perdido su trabajo debido a la paralización de estos sectores".

“Esto significa que posiblemente el consumo interno en la ciudad se reduzca aún más de lo proyectado debido a la caída en las remesas, lo que crea distorsiones de mercado y frena la reactivación económica".

La Prensa