Un 60% aumentan las atenciones psicológicas durante la pandemia

Los especialistas dicen que las preocupaciones económicas son de los factores que más está afectando a la población.

El hospital San Juan de Dios ofrece ayuda psicológica en la Capital Industrial.
El hospital San Juan de Dios ofrece ayuda psicológica en la Capital Industrial.

San Pedro Sula.

La salud mental de las personas se ha visto severamente afectada a raíz del confinamiento obligatorio, y que de acuerdo con los especialistas dejará huellas psicológicas en la mayoría de los individuos.

Según el Colegio de Psicólogos de Honduras, capítulo San Pedro Sula, las atenciones para ayuda emocional han aumentado en un 60% desde que fuera decretada la cuarentena.

Dónde buscar ayuda
El Colegio de Psicólogos habilitó líneas telefónicas para atención en horarios de 7:00 am a 10:00 pm. Si necesita ayuda comuníquese al 9532-8538.

Irvin Cubas, presidente regional de la organización, explicó que los problemas emocionales derivados de la falta de empleo y suspensiones de contrato están ocasionando un repunte en los casos de ansiedad y depresión, los cuales desde antes ya tenía gran incidencia, especialmente en las personas jóvenes.

Preocupación

“No solo es el aislamiento, es la preocupación de las familias de no saber qué comerán mañana. La incertidumbre juega un papel predominante, veníamos de una tasa de desempleo alta y ahora muchos se suman a estas estadísticas”, lamentó Cubas.

El profesional informó que el 30% de las atenciones que se han estado brindando son por violencia intrafamiliar.

Daniel Menjívar, psicólogo clínico, consideró que el encierro tan prolongado es algo para lo que nadie estaba preparado, por lo que las personas están presentando conductas y actitudes que hasta ellos mismos desconocían tenerlas.

Teléfono de la Esperanza.La fundación también proporciona apoyo a través de llamadas. Los teléfonos disponibles son: 9748-066 y 9494-1314.

Recomendó que para canalizar la ansiedad y el estrés, las personas deben hacer una programación de su tiempo para actividades físicas y de ocio, que les permitan mantener su mente ocupada.

Glenda García, subdirectora del Hospital San Juan de Dios, dijo que la mayor parte de pacientes que los visitan proceden de las grandes urbes y concordó en que los ciudadanos están padeciendo en su mayoría depresión, ansiedad y cambios de humor, por lo que llaman a la población a adoptar medidas que sean saludables para la mente.

La Prensa