Prorrogan emergencia por COVID-19 en San Pedro Sula por tres meses más

Los hospitales de la ciudad están trabajando al máximo de su capacidad, dijo el alcalde Calidonio.

San Pedro Sula es el epicentro del COVID-19 en Honduras.

San Pedro Sula.

Por tres meses más se ha ampliado la emergencia sanitaria por COVID-19 en la ciudad de San Pedro Sula. La decisión fue tomada por unanimidad de votos del alcalde y los regidores de la corporación municipal.

La municipalidad autorizó disponer de 300,000 lempiras más para compras que requiera el centro de operaciones para atender la emergencia del COVID-19.

La primera emergencia aprobada se venció este jueves 11 de junio, sin embargo, las autoridades municipales ampliaron la misma debido a la situación que vive San Pedro Sula, epicentro del coronavirus en Honduras.



Con esa ampliación de la emergencia las autoridades municipales tienen la potestad de contratar y comprar directamente equipos, personal, medicamentos e insumos necesarios para suplir las necesidades de la Unidad Estabilizadora, Macrodistritos de salud, asilo de ancianos y demás unidades de administración municipal.

Según la moción presentada por los corporativos, la finalidad de ampliar la emergencia es prevenir y combatir el brote de coronavirus en Honduras.

Es importante aclarar que en cuanto a los toques de queda, estos son dispuestos por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), por lo que la prórroga de la emergencia en San Pedro Sula faculta a la Corporación Municial a usar dinero para hacer compras directas y prepararse para hacerle frente a la pandemia.



“No sabemos si la curva ya llego a su tope, haremos la evaluación esta y la otra semana, pero sí sabemos que los hospitales están trabajando al tope de la capacidad de igual manera la sala estabilizadora”, dijo el alcalde Armando Calidonio.

También “se aprobó el pliego de condiciones para las calles internas de la aldea El Carmen y se está dando trámite a otros proyectos que ya están en proceso”, agregó.

La Prensa