Frío, asaltos e insultos sufren familiares de pacientes en aceras del Mario Rivas

Dicen que del albergue no pueden salir de noche y ellos quieren estar atentos a sus familiares enfermos.

Las personas duermen cerca de la entrada de emergencia para estar pendientes de las enfermeras, quienes les anuncian si sus pacientes necesitan algún medicamento.
Las personas duermen cerca de la entrada de emergencia para estar pendientes de las enfermeras, quienes les anuncian si sus pacientes necesitan algún medicamento.

San Pedro Sula, Honduras

Frío, discriminación, insultos y asaltos viven a diario los familiares de los pacientes hospitalizados en el Mario Catarino Rivas.

Decenas de personas de todos los rincones de la zona norte se ven forzadas a esperar afuera de la entrada a emergencia del hospital debido a que por ese lugar es por donde las enfermeras avisan sobre alguna información o necesidad de medicamentos o materiales de los hospitalizados.

Dentro del hospital hay un albergue manejado por una institución, pero tiene sus reglas.

Luisa Rodríguez tiene 45 días de permanecer en el hospital al cuidado de su hijo prematuro, y dijo a LA PRENSA que es imposible para ellos descansar en el albergue asignado para los familiares de los pacientes, ya que está muy lejos de la zona donde reciben la información. “En muchas ocasiones nos vemos forzados a taparnos con cartones, ya que no contamos con suficiente dinero para comprarnos una frazada”.

Suly Orellana, lleva 15 días de estar en las afueras del hospital, indicó que los guardias los desalojan de la zona con el argumento de que entorpecen la labor de los enfermeros. Contó que a veces son insultados por parte de los celadores, por lo que les piden a las autoridades del hospital que les hagan un llamado de atención a los guardias y refuercen la seguridad en las afueras, ya que llegan delincuentes a asaltar.

El albergue tiene capacidad para 147 personas, pero cierra a las 6:00 pm y abre sus puertas 12 horas después. Los familiares de enfermos quieren estar cerca de la sala.

ms-frío-200119 (2)(800x600)
Las personas duermen cerca de la entrada de emergencia para estar pendientes de las enfermeras, quienes les anuncian si sus pacientes necesitan algún medicamento.
La Prensa