09/05/2022
10:40 PM

Más noticias

Embarazadas con Covid-19 en Honduras piden a gritos que médicos salven a sus bebés

Expertos aseguran que el coronavirus en las embarazadas de 28 a 30 semanas de gestación pone en alto riesgo la vida de ambos.

San Pedro Sula, Honduras.

'Me infecté de Covid-19 a las 12 semanas de embarazo, fue el temor más grande que he sentido', dijo la hondureña Jaira Sevilla (40) residente en El Progreso, Yoro, zona norte de Honduras, quien se sumó a la cifra creciente de mujeres en gestación que han contraído el mortal virus.

Debido a que su esposo dio positivo decidió hacerse una prueba de antígenos con la que confirmó que tenía la enfermedad aunque al principio fue asintomática.

'Cuando vi el resultado no lo podía creer, de inmediato llamé a mi doctor y me explicó que no podía tomar el tratamiento normal por mi estado. Lo único que pude hacer fue aislarme y tomar vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico', detalló a Diario La Prensa.

Además lea: 'Lo más terrible es ver agonizar a un paciente con Covid-19', afirma Beatriz Sorto, enfermera del IHSS

La enfermera de profesión recuerda que contrajo el Covid en febrero de este año, el mes más angustioso de su embarazo hasta el momento. 'A los tres días perdí el olfato, desarrollé gripe y tos'.

El virus atacó con agresividad a su esposo quien tuvo que ser ingresado en el hospital de El Progreso durante 10 días. 'Los momentos de ansiedad que viví no se los deseo a nadie, pensaba constantemente en la salud de mi bebé, de mi esposo y de mis dos hijas mayores. No sabía que iba a suceder'.

Dios fue su único refugio y la oración le ayudó a mantener la tranquilidad que es tan necesaria para todo paciente, pero que es una obligación para las mujeres que están en este estado. 'Gracias al Señor salimos de esa enfermedad y sigo con mi embarazo'.

Carlos Umaña, anestesiólogo y presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en San Pedro Sula, informó que solamente durante el mes de febrero practicaron 20 cesáreas y de ellas dos ingresaron a cuidados intensivos a causa del virus.

'Al haber una carga viral tan grande como la hay en la zona norte, la embarazada se vuelve caldo de cultivo. Se sabe que en el embarazo la mujer tiene la inmunidad disminuida y, por ello, es importante que no salga de su casa o que reciba visitas y si está en el último trimestre del embarazo acuda solamente a su control prenatal o a algunas actividades que deba hacer forzosamente'.

'Es horrible ver una mujer embarazada que no puede respirar y que está angustiada por su bebé más que por su propia vida. Piden a gritos que les salvemos a su hijo. Me toca anestesiar a pacientes de este tipo y es horrible, le marca la vida', explicó Umaña.

Según el galeno, ha habido un incremento de casos Covid en mujeres embarazadas que comenzó el 5 de febrero y repuntó días después del 14 de febrero, festejo del Amor y la Amistad.

Hasta el momento, han tenido éxito en el 70% de las cesáreas realizadas en el IHSS de la zona norte. 'El nivel de neumonía dicta el momento para practicar una cesárea, por lo regular se han hecho entre la semana 36 y 38 con hasta un 50% de afección en los pulmones'.

El sobrepeso de la paciente también juega en contra, comentó el anestesiólogo; si la paciente es delgada logra salir de la neumonía y no se le hace la cesárea, contrario a ello se vuelve necesaria para evitar la muerte de ambos.

Cuidados esenciales para las embarazadas con Covid-19

José Luis Reyes, ginecólogo y obstetra del Hospital del Valle, agregó que hasta el momento no se ha encontrado un medicamento que sea 100% efectivo para la prevención o tratamiento en estos casos de Covid-19; sin embargo se ha sugerido usar, en casos leves con comorbilidades y moderados, hidroxicloroquina más azitromicina.

De acuerdo a su experiencia, la mayoría de casos son leves o asintomáticos, 'lo más complicado en estas pacientes es que puedan desarrollar complicaciones severas como neumonía en pacientes con 28 a 30 semanas de embarazo donde el útero es casi de término, lo cual dificulta la realización de medidas sostén (la intubación en Unidad de Cuidados Intensivos y la colocación boca abajo) para mejorar la oxigenación', dijo Reyes.

Es muy importante el consumo de vitamina C, D y ácido fólico aconsejan los expertos.

Hasta el momento, existe poca evidencia acerca de la posibilidad de transmisión madre-feto. En marzo se presentó el primer caso que demostró transmisión transplacentaria de SARS-CoV2, caracterizada por síntomas neurológicos debidos a vasculitis cerebral. Sin embargo, los estudios detallan un riesgo de transmisión bajo con incidencia del 0.09%.

'En la mujer embarazada el riesgo de contagio por coronavirus no aumenta ni es más agresivo, más bien es el estado inmunológico en el cual hay un equilibrio entre la respuesta pro inflamatoria y la inflamatoria mediada por citoquinas, lo que supone cierto factor protector que hace que sea menos severa que la población en general. Sin embargo no se debe bajar la guardia'.

En cuanto a la alimentación aconseja que sea balanceada y en el caso que no pueda tolerar comida por las náuseas y vómitos debe ingerir al menos ingerir líquidos (sueros) para evitar la deshidratación.

'Si ya tiene el virus y está amamantando debe continuar con las medidas de prevención del uso de mascarillas, lavarse las manos antes de dar lactancia y si es posible puede sacarse la leche llenar el biberón y que otra persona no infectada lo alimente al bebé'.