Honduras: El covid está atacando a los de 20 a 49 años

Los triajes y hospitales reportan incremento en las atenciones de personas entre 20 y 49 años que llegan graves.

Una mujer de entre 30 y 35 años es estabilizada en el triaje de la colonia Mayangle.
Una mujer de entre 30 y 35 años es estabilizada en el triaje de la colonia Mayangle.

Tegucigalpa, Honduras.

El comportamiento del covid-19 está cambiando en el mundo; además, de ser más transmisible y letal, se está propagando a más grupos de edad.

En 2020, el virus original que comenzó en Wuhan, China, afectaba más a las personas que estaban vulnerables de salud, es decir, a los adultos mayores de 60 años y las que tenían una enfermedad de base; pero con las mutaciones que han salido, toda la población está en riesgo de contagiarse gravemente.

En Honduras, el coronavirus ya deja casi 300,000 personas contagiadas y más de 7,500 muertes. Las que más se están contagiando son las personas entre 20 y 49 años, especialmente las mujeres. Los datos de la Unidad de Vigilancia hasta la semana epidemiológica 28 (del 11 al 17 de julio) resaltan que en lo que va de 2021, del total de los contagios a nivel nacional, el 55% son mujeres; de ellas, el 33% está en edad económicamente activa y el 24% tiene entre los 50 y 69 años.

LEA: En seis departamentos de Honduras repuntan casos de covid-19

En el caso de los hombres, que son el 45% de los contagios totales, el 28% están entre las edades de 20 y 49 años y un 11% entre los 50 y 69. El informe de la Unidad indica que “el predominio de mujeres enfermando más que los hombres tiene una base fuerte en la franja etaria de 20 a 49 años, mujeres económicamente activas, que su ausencia a sus labores cotidianas representa una afección directa a la economía de la familia, por ende se suma a las determinantes sociales que favorecen el contagio y la disminución de los ingresos en los hogares”.

Aunque es la población laboralmente activa la que más se está contagiando, siguen siendo los adultos mayores de 60 años los que están muriendo a causa del virus. La edad promedio de los fallecidos es de 68 años; el 55% de los que han muerto en lo que va de 2021 son hombres; el 59% de ellos de 60 a mayores de 80 años, según el informe.

Hospitalizaciones

Sin embargo, en los últimos dos meses se ha visto un aumento de personas jóvenes que ingresan graves en los hospitales del país.

“Estamos viendo cada vez más que están ingresando personas jóvenes con cuadros graves”, dijo Suyapa Molina, de la junta interventora del Hospital Escuela. El centro asistencial reportó ayer 140 pacientes y 11 decesos, de los cuales siete tenían menos de 43 años.

La doctora Suyapa Sosa, jefa de neumología del Instituto Nacional Cardiolpulmonar, a través de sus redes sociales, en los últimos días ha dado a conocer diferentes casos de personas entre los 20 y 40 años que permanecen hospitalizadas por varios días con graves afectaciones en los pulmones a causa del covid-19.

En la zona norte, la situación es igual, Roberto Cosenza, viceministro de Salud, manifestó ayer que la positividad en Cortés es del 32% y que el 70% de los contagios corresponde a personas menores de 50 años. “La covid-19 está más virulenta, ya que está atacando a personas jóvenes, que son las que se tienen ingresadas en los hospitales y que por eso hemos establecido como estrategia en el departamento bajar las edades en el proceso de vacunación para que todas las personas sean vacunadas”, dijo el funcionario.

dz-covid-270721 (2)(800x600)
En espacios públicos, muchas personas no usan mascarilla. Los triajes pasan abarrotados de personas buscando atención médica.

Los menores de edad también están siendo afectados, el Hospital María de Especialidades Pediátricas registró el ingreso de 14 menores en las salas covid, además de 69 pacientes pediátricos que fueron evaluados de manera ambulatorias. La sala de pediatría está al 100%, al igual que la unidad de cuidados intensivos. Cada uno de los triajes en la capital atiende en promedio a más de 350 personas al día, de esas, más del 50% están entre los 20 y 49 años.


Factores

Los médicos indican que la circulación de las variantes que son más agresivas, sumado al relajamiento de las personas, especialmente los jóvenes, está causando que sean ellos los que más se contagien y que muchos vayan a parar a un hospital. A eso también le añaden que son el grupo que aún no ha recibido ni una dosis de la vacuna contra el covid-19, por lo que están más vulnerables.

Homer Mejía, de la Unidad de Vigilancia, manifestó: “El comportamiento de la enfermedad ha tenido un giro; pasamos de 2020 cuando afectaba a los adultos mayores y ahora en 2021 está afectando a la población joven con mayor predominio de 20 a 49 años y también a la población pediátrica”. Mejía dijo que la conducta de los jóvenes está poniendo en riesgo su vida y la de sus familias; muchos andan en restaurantes, bares, sin las medidas necesarias, apuntó.

El jefe de la Unidad de Epidemiología del Sinager, José Lara, indicó que hay una evidente relajación de la población en cuanto al uso de las medidas de bioseguridad. “A todo el mundo parece que ya no le importa o no le tiene miedo al virus”. Añadió que los reportes clínicos indican que efectivamente más personas jóvenes están llegando bastante graves a buscar atención médica.

dz-covid-270721 (5)(800x600)
Los triajes pasan abarrotados de personas buscando atención médica.

El epidemiólogo Henry Andino considera que la población joven no está buscando a tiempo la atención médica, porque no cree tener la enfermedad, lo que aumenta el riesgo de enfermarse gravemente y hasta de fallecer. “Entre más joven es la persona menos cree en las medidas de bioseguridad y que tienen la enfermedad, por lo que se tardan más tiempo en buscar atención.

Muchos piensan que pueden cuidarse en casa, algunos lo logran, otros no, hasta que empeora su salud”.

Los médicos coinciden en que esa población al no estar inoculada con ninguna dosis de la vacuna anticovid debe protegerse aún más, pues con las nuevas variantes las posibilidades de contagiarse y enfermarse gravemente son altas. Ante eso es necesario que las autoridades de Salud agilicen y amplíen las jornadas de vacunación para llegar a otros grupos.

La Prensa