Ni un saco de arena protege al aeropuerto Ramón Villeda Morales

El único muro de contención contra inundaciones del Villeda Morales lo construyó en 1999 la desaparecida junta administradora aeroportuaria.

VER MÁS FOTOS
Vecinos de la colonia Brisas del Aeropuerto son testigos de que el muro de contención, que era de tierra y tenía una carpeta de concreto, permanece igual como lo dejó la inundación causada por Esta y Iota hace cinco meses. Fotografía Yoseph Amaya
/

San Pedro Sula, Honduras

El aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales (SAP), el cual tuvo daños y pérdidas por más de L300 millones (unos $12.3 millones) a causa de Eta y Iota, será nuevamente inundado en caso de azotar huracanes que causen desbordamientos de los ríos y canales aledaños.

Periodistas de Diario LA PRENSA han constatado que la Empresa Hondureña de Infraestructura Aeroportuaria (Ehisa) no ha colocado ni un saco de arena en el perímetro del Villeda Morales para contener una eventual inundación después de cinco meses de haber experimentado un siniestro que lo dejó fuera de servicio entre noviembre de 2020 y enero de 2021.

En este momento, el Villeda Morales está mucho más vulnerable que meses antes de que esos dos huracanes lo anegaran: el muro de contención contra inundaciones está destruido, y el bordo que evita los desbordamientos del río Chamelecón, construido a menos de un kilómetro dentro de La Lima, continúa en una condición precaria.

Después del huracán Mitch, la junta administradora del aeropuerto Villeda Morales (integrada por autoridades municipales y empresarios) construyó un muro para contener inundaciones. Desde entonces, en más de dos décadas, los Gobiernos e InterAirports no invirtieron en infraestructura que pudo haber evitado la inundación del año pasado.

El 28 de septiembre, al concluir la concesión de 20 años, InterAirports le devolvió el Villeda Morales al Estado a través de Ehisa, entidad creada por el Gobierno para que lo administre temporalmente (entre 12 y 15 meses), hasta que se lo conceda a una nueva compañía que deberá operarlo mediante una alianza público-privada.

Aeropuerto Villeda Morales.19(800x600)
La reparación del bordo del aeropuerto Villeda Morales figura en la lista de proyectos que tiene planificado desarrollar la CCIVS antes de julio.

Plan

En un plan de reconstrucción del sistema hidráulico de seguridad de la región norte, la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) incluyó entre 59 proyectos (definidos hasta mediados de abril) la “rehabilitación de tramos del bordo perimetral del aeropuerto Ramón Villeda Morales”; sin embargo, hasta ahora, no hay maquinaria trabajando en los alrededores.

El año pasado, a causa de las inundaciones, el Villeda Morales perdió L134,410,000 por daños en la infraestructura y tuvo pérdidas por L121,253,431 entre pasajeros y carga no transportada, según el informe Evaluación de daños y pérdidas huracanes Eta y Iota, realizado bajo la dirección técnica de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Para esas organizaciones, según ese informe, “la infraestructura de protección de inundaciones del aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales debe ser reparada con urgencia; pero la solución final debe venir dentro del Plan Maestro de manejo de aguas y control de inundaciones de valle de Sula, ya que los bordos actuales no lograron proteger de las tormentas esta infraestructura. Por otro lado, se debe mejorar el sistema de drenaje del aeropuerto, facilitando que se evacue el agua después de la inundación”.

Aeropuerto Villeda Morales4(800x600)
Una nueva inundación debilitará mucho más la infraestructura aeroportuaria puesto que ya ha sido afectada en dos ocasiones (1998 y 2020).

Testigos

“Todo este muro está destruido desde las inundaciones de los dos huracanes. Este muro está tal como quedó, nadie ha venido a levantarlo o hacerlo de nuevo. Solo vinieron algunos ingenieros a ver”, dijo Luis Fuentes, habitante de la colonia Brisas del Aeropuerto, en la jurisdicción de San Pedro Sula.

Esta colonia, frente al Villeda Morales y la Base Aérea Armando Escalón, quedó cubierta por las aguas desbordadas por los canales y ríos. Las poderosas corrientes, según los habitantes, arrasaron casas y derribaron paredes de viviendas.

“Algunos vecinos se fueron mojados para Estados Unidos porque perdieron lo que tenían, se fueron en caravana. Aquí nosotros no hemos recibido ningún tipo de ayuda a pesar de que vivimos frente a este aeropuerto”, criticó Fuentes, quien reside en esa colonia desde hace cuatro años.

El muro de protección del aeropuerto está destruido tal como lo dejaron los huracanes

luis Fuentes, habitante de Brisas del Aeropuerto, de San Pedro Sula

El Villeda Morales, también la aduana La Mesa, están situados entre el río Chamelecón y canal Chotepe y otros desagües con bordos de protección que resultaron con boquetes en unos 17 puntos. La mayoría de estos daños aún están en la lista de reparaciones que la CCIVS tendrá que hacer antes de que comience la nueva temporada de huracanes tropicales (julio).

“Aquí el agua entró por esa pista y se inundó todo. Mi casita quedó destruida. Vemos que ha pasado bastante tiempo y no han hecho nada para proteger la base (aérea) y el aeropuerto. Si no cuidan esas cosas que son importantes, no digamos a nosotros que somos pobres”, dijo Luz Aracely Gómez (de 54 años). Mientras hacía tortillas de maíz para vender en una hornilla instalada frente al cerco de malla ciclón del Villeda Morales y a menos de un metro de un rótulo que dice “prohibido el paso sin autorización (…) Seguridad Aeroportuaria”, Gómez, madre de nueve hijos, advierte que “este aeropuerto se volverá a inundar”.

“No se necesita ser sabio. Estamos menos protegidos que antes de esos huracanes. Va a venir otro huracán y nos volveremos a inundar. Habrá más daños y nadie vendrá a ayudarnos. Digo esto porque en todos estos meses nadie del Gobierno ha venido. La única ayuda que he recibido me la dio el pastor de la iglesia”, dijo.

Aeropuerto Villeda Morales2.1(800x600)
El aeropuerto Ramón Villeda Morales sufrió daños por destrucción de infraestructura, y pérdidas económicas porque dejó de percibir entre 2020 y 2021 ingresos por tráfico de pasajeros y carga.

En noviembre, los huracanes le destruyeron una pequeña casa de madera a Gómez, pero la volvió a construir con pedazos de madera y otros materiales que su hijo ha conseguido. La nueva covacha la levantó contiguo a un canal de aguas negras que corre al lado del cerco del Villeda Morales en la colonia La Mesa, de La Lima.

A unas cinco cuadras de ese canal, los habitantes de la colonia Álvarez Martínez de La Lima, al igual que Gómez, están seguros que “si hay nuevos huracanes, todo el sector, incluido el aeropuerto, quedará bajo agua” porque “no han reparado todos los boquetes, y las reparaciones no son las correctas”.

“Aquí había un gran hoyo por donde pasó el agua del río. Toda esta agua nos inundó. Este bordo se volverá a romper porque la tierra sigue vulnerable. En un rato hicieron las reparaciones, solo vinieron a echarle tierra, taparon y se fueron. Lo que viene será peor, el agua, cuando quiera salir va a lavar esa tierra que pusieron”, explicó Vanely Ramírez.

Ramírez (de 36 años), madre de tres hijos, y más de 50 familias viven justamente al lado del bordo de contención del río Chamelecón y frente al “Centro de calidad de vida” construido por la Secretaría de Desarrollo Comunitario, Aguas y Saneamiento (Sedecoas), Cooperación Alemana, Convivir y Municipalidad de La Lima. Este proyecto, inaugurado en septiembre pasado quedó bajo agua.

Taparon un boquete del bordo del río en unas horas, solo le echaron tierra
y se fueron

Vanely Ramírez, habitante de la colonia Álvarez Martínez, de La Lima

Una tercera inundación debilitará mucho más la infraestructura de la terminal de pasajeros y carga y nuevamente sacará de operaciones el Villeda Morales, una terminal aérea estratégica para el desarrollo del valle de Sula y occidente del país. Un nuevo colapso favorecerá al aeropuerto internacional Palmerola que, según los inversionistas (Grupo Emco), iniciará operaciones en el último trimestre de este año.

Para que el Villeda Morales no caiga en una nueva interrupción, Carlos Flores, quien desempeñó el cargo de gerente de la junta administradora del aeropuerto, considera que, después de cinco meses del siniestro, Ehisa debió haber puesto mano en el muro de contención. “Esa reparación es urgente”, dijo.

grafico .195(1024x768)

Flores recuerda que ellos no dejaron pasar el tiempo y casi de inmediato al Mitch (octubre de 1998) construyeron en 1999 esa obra con una inversión de unos L18 millones ($1.2 millones, en ese momento), con dinero logrado por la tasa aeroportuaria pagada por pasajeros con destino internacional.

La parálisis del Villeda Morales perjudicó el sector turístico que desde marzo de 2020 (por la restricciones impuestas por el Gobierno para frenar el covid-19) comenzó a resquebrajarse hasta el punto de obligar al cierre a hoteles emblemáticos de San Pedro Sula, Tegucigalpa y otras ciudades.

Estimaciones de la Cepal, consignadas en el informe Evaluación de daños y pérdidas huracanes Eta y Iota indican que el sector turístico estimó daños y pérdidas por L2,678 millones. “De este monto, L635 millones se deben a la disminución del turismo internacional”.

Aeropuerto Villeda Morales5(800x600)
Vecinos de las colonias aledañas al aeropuerto Villeda Morales advierten que, de ocurrir un huracán como Eta y Iota, habrá una nueva inundación en esta zona.
Aeropuerto Villeda Morales6(800x600)
Aracely Gómez y Vanely Ramírez no han visto en cinco meses máquinas trabajando o construyendo nuevas cobras para proteger el aeropuerto Ramón Villeda Morales. En unos meses, la situación, según ellas, será mucho más crítica en la terminal con una nueva inundación.
La Prensa