Teletrabajo: nueva ley regulará el empleo a distancia en Honduras

Podrán acogerse a esta modalidad de empleo las instituciones de la administración pública, entidades autónomas, empresas públicas y privadas.

Esta modalidad será normada por contratos.Diputados aprobarán legislación para darle impulso. Fotos: Andro Rodríguez.
Esta modalidad será normada por contratos.Diputados aprobarán legislación para darle impulso. Fotos: Andro Rodríguez.

TEGUCIGALPA.

La revolución digital y las nuevas tecnologías de la comunicación e información están llevando, cada vez más, a cientos de empresas y profesionales en Honduras a optar por el teletrabajo o el denominado empleo desde casa o a distancia, lo cual conlleva una serie de ventajas para el trabajador y su patrono.

En vista del surgimiento de esta nueva modalidad laboral, especialmente entre profesionales y empresas que se dedican a determinadas actividades tecnológicas, y ante la ausencia de una regulación laboral en ese sentido, el Congreso Nacional y la Secretaría de Trabajo se aprestan a emitir una novedosa legislación para normar esta actividad en el país.

dr-apertura-061119 (1)(800x600)
Formación. Empleados del sector público también podrán acogerse a la modalidad de teletrabajo.

El teletrabajo puede ser desempeñado desde el hogar, en un centro de coworking, en un hotel, en un restaurante, en un ómnibus, en un automóvil, en un cibercafé o en cualquier otro lugar y representa una opción para personas con alguna discapacidad que no pueden transportarse físicamente a su área de empleo​ y para profesionales que viven en países diferentes al de la empresa a la que prestan sus servicios.

LEA: Amazon abre plazas para informáticos hondureños

Carlos Madero, ministro de Trabajo y Seguridad Social, informó a LA PRENSA que están en proceso de elaboración de una propuesta de ley que será enviada al Congreso Nacional en los próximos días, aunque los diputados ya trabajan en una iniciativa propia tendiente a regular el teletrabajo.

Tres modalidades: teletrabajo autónomo de trabajadores independientes, teletrabajo sumplementario y teletrabajo móvil.

Madero indicó que esta es una modalidad que comenzó hace algún tiempo en los países desarrollados, pero que con el avance de la tecnología se ha ido expandiendo a otras naciones en desarrollo como Honduras y otros vecinos del istmo que como Costa Rica ya cuentan con una legislación que regula las relaciones entre teletrabajdor y empresas.

Indicó que en esta modalidad pueden prestar sus servicios profesionales con competencias en el área de la medicina, animación, periodismo, publicidad, diseño, cinematografía, medios de comunicación, entretenimiento, actividades financieras, atención al cliente, centros de llamadas, entre otros. También personas dedicadas a la industria naranja o empresas creativas o de innovación y culturales.

Ejemplificó que ya hay consultorios médicos y clínicas especializadas que prestan servicios a través de esta modalidad de empleo, es decir, médicos que desde su hogar u oficina ofrecen consultas y extienden recetas.

JG Personas ocupadas segun a(1024x768)

Iniciativa de ley

La propuesta del Poder Legislativo, a la que tuvo acceso Diario LA PRENSA, tiene como finalidad promover, regular e implementar el teletrabajo como un instrumento para la generación de empleo y modernizar las organizaciones públicas y privadas a través de la utilización de las tecnologías de la información y comunicación (TIC).

La iniciativa define el teletrabajo como la prestación de servicios de carácter no presencial, siempre que las necesidades del servicio lo permitan, en virtud de la cual un trabajador puede desarrollar su jornada laboral de forma parcial o total desde su propio domicilio o un centro que se destine para tal fin.

2.7
millones de hondureños presentaban problemas de subempleo en Honduras en el año 2018, según los últimos datos de la Secretaría de Trabajo.

También establece que podrán acogerse a esta modalidad de empleo todas las instituciones de la administración pública tanto centralizada como descentralizada, incluyendo las municipalidades, así como también las instituciones autónomas y las empresas públicas y privadas que contraten personas bajo este concepto.

El proyecto de ley, asimismo, establece que el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social impulsará la modernización de la gestión mediante las respectivas políticas públicas, tanto en la empresa privada como en el sector público, y pondrá en funcionamiento un sistema de inspección, vigilancia y control para garantizar el cumplimiento de la legislación laboral en el marco del teletrabajo.
La iniciativa actualmente se encuentra en comisión de dictamen y se prevé incorporarla entre los proyectos prioritarios de la agenda legislativa de este año.

Incentivos y obligaciones

Tomás Zambrano, secretario del Congreso Nacional, resaltó la importancia de esta nueva legislación y explicó que, entre sus ventajas, permitirá al trabajador desarrollar su jornada laboral de forma parcial o total sin tener que estar en una oficina o centro de trabajo.
“Los sectores donde esta modalidad se da con mayor frecuencia son atención al cliente o los que realizan labores mediante el uso de medios telemáticos o tecnológicos”, señaló.

La ley de teletrabajo permitirá desarrollar su jornada laboral en forma parcial o total.

Tomás zambrano, secretario del Congreso

Explicó que la legislación en referencia regula las condiciones del teletrabajo y establece las condiciones laborales del mismo en el sector público y privado, tanto para patronos como empleados. Además, contempla que esta modalidad de empleo se regirá por un contrato de teletrabajo bajo las disposiciones que norman el empleo en Honduras.

Dicho contrato especificará en forma clara y detallada las condiciones en que se ejecutarán las labores, las obligaciones, los derechos y las responsabilidades que deben asumir las partes.

El Gobierno de Honduras tendrá que invertir en ancho de banda para impulsar el teletrabajo.

Carlos Madero, ministro de trabajo

Asimismo, especificó que el proyecto de ley abarca incentivos para estimular a todas aquellas empresas o instituciones que implementen exitosamente la modalidad del teletrabajo dentro del enfoque de modernización de la gestión en su esquema de funcionamiento. Por su lado, Madero indicó que este es un tema que genera un reto, ya que implica la aplicación de la legislación laboral para proteger a un trabajador, cuyo patrono se encuentra en otro país.

Adelantó que el anteproyecto que se presentará en breve definirá la normativa a aplicar, que pueden ser las leyes del país del trabajador o de la empresa foránea a la que sirve.

“Ayudaría a una masa de desempleados”: Adalberto Rodríguez, experto

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el teletrabajo o trabajo a distancia como el que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina haciendo uso de las nuevas tecnologías y facilitando la comunicación.

Está demostrado que muchísimos trabajos y responsabilidades en donde se tiene al empleado en una oficina bajo horarios muchas veces estresantes pueden hacerse desde su casa, para lo cual existe la tecnología como una herramienta que en nuestros países está subutilizada. Ya empresas de las más caras y famosas del mundo trabajan con empleados a distancia y se ha demostrado que los rendimientos son mucho más elevados que tenerlos en horarios y lugares que no les dan la facilidad de estar relajados y siendo más productivos. Sería una excelente decisión poder aprobar una ley que regule el teletrabajo y será una herramienta que empleadores podrán usar para hacer estudios de productividad de las personas. Se asombrarían de los horarios y entornos en que en la realidad sus empleados son más eficientes sin estar en los trabajos, sin mencionar los grandes costes que se ahorra la empresa por no tener a los empleados en sus instalaciones.

Creo que la implementación del teletrabajo fomentaría el empleo de una forma muy significativa, incluso ayudaría a una masa grande de desempleados como hombres y mujeres productivos pero mayores de 35 años que ya no son tomados en cuenta. Y qué decir de las personas con problemas físicos, que tampoco tienen oportunidad incluso porque las oficinas no están construidas o acondicionadas para personas especiales.

dr-apertura-061119a(800x600)
Adalberto Rodríguez