25/01/2023
01:43 AM

Más noticias

Prioridades, muchas

    Tras la conducta ejemplar del pueblo hondureño en la jornada histórica electoral reciente, el Consejo Nacional Electoral declaró oficial la voluntad masiva, transparente y prometedora al completar el protocolo, en esta ocasión sin polémicas, de declarar el triunfo contundente de la candidata de Libertad y Refundación, Libre, sobre cuya victoria, desde el primer momento, hubo plena aceptación a medida se conocían las actas.

    Plasmada la voluntad del pueblo en el lenguaje oficial no queda más que pasar del dicho al hecho, aunque haya mucho, muchísimo trecho, sin desviarse del camino. Al contrario, trazar claramente la ruta y, como dicen en el pueblo, andarla por muchas que sean las dificultades y abunden los obstáculos. Tras las celebraciones a trabajar sin prisa, pero sin pausa, pues ojalá no aparezca el fantasma del pasado. Un primer año para estudios; uno y medio para ejecutarlos hasta donde se pueda y el resto del cuatrienio elecciones a la vista.

    ¿Prioridades? Son tantas y tan complejas que resultará sumamente difícil dar gusto a todos, pero habrá que evitar aquello de que en el camino se arreglan las cargas. No habrá corrupción lo que significa frente abierto desde el primer momento a corruptos y corruptores, sin cara ni colores. Claro que de inmediato habrá que cerrar puertas y sellar ventanas para hacer desaparecer la impunidad, pues si continúan la lluvia de sobreseimientos seguiremos en el mismo camino. Con ironía y burla la voz popular es sabia y así quien la hace no la paga.

    La promesa de renegociaciones vuelve a la palestra muy particularmente en los más inmediatos contratos y en aquellos de décadas como los de la empresa eléctrica, cuyos montos van escalando cantidades hasta que llegue el momento en que el impago se traduzca en oscurantismo. Esta situación también es parte del ojo del huracán en negociaciones con organismos internacionales. Muy urgente y sumamente prioritario es la apertura del sistema educativo para volver a las aulas, recuperar los espacios de aprendizaje y fortalecer la socialización de los alumnos con plena confianza en sus mentores. Eliminación de enredos burocráticos y supresión de organismos “repe”, lo que es un gran desafío, pues la clientela partidista ya está a la puerta para ingresar al presupuesto nacional. Los cien primeros días serán la muestra según dirigentes del traspaso, quienes han abierto muchas ilusiones que ojalá cuajen en decisiones eficaces en procura del mejoramiento de la calidad de vida de todos los hondureños. La ejemplar conducta en la jornada electoral demanda muy justamente un gobierno responsable con el pueblo.