17/07/2024
02:38 PM

DART y Dimorphos

Graco Pérez

El 30 de junio se celebra el Día Internacional de los Asteroides, declarado por la ONU. La Nasa asegura que “no se conoce ningún asteroide que represente un riesgo de impacto en la Tierra en los próximos 100 años”.

Según la Nasa, se considera a un objeto potencialmente peligroso si orbita a 7.5 millones de kilómetros de la Tierra y tiene más de 140 km de diámetro. Frecuentemente los astrónomos detectan asteroides de pocos metros de diámetro que pasan entre la Tierra y la Luna.

Hasta ahora, el asteroide más peligroso tiene menos de 0.2% de probabilidades de chocar contra la Tierra en el año 2185. Sin embargo, la Nasa, en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), prepara una misión que intentará impactar un asteroide para desviar su órbita.

La misión “Prueba de Doble Redirección de Asteroide” (DART, por sus siglas en inglés), está planeada para algún momento entre julio y septiembre de 2022, y el blanco será un asteroide bautizado Dimorphos.

DART será el primer intento de desviar un objeto espacial mediante lo que los expertos llaman un “impacto cinético”. El operativo consistirá en lanzar una nave que deliberadamente se estrelle contra Dimorphos.

La nave con la que se planea golpear a Dimorphos es una nave de bajo costo que puede viajar a 6,6 km por segundo, equipada con paneles solares, que llevará una cámara que le ayudará a navegar y a identificar su objetivo.

La idea de lanzar a DART en el segundo semestre de 2022 es porque para esa época Dimorphos estará más cerca de la Tierra, a unos 11 millones de kilómetros. La nave llevará un satélite cúbico que se desprenderá unos días antes del choque e intentará capturar imágenes del momento del impacto entre DART y Dimorphos.