24/07/2024
03:16 AM

¡Alimento o veneno!

  • 08 febrero 2022 /

El odio es un sentimiento de profunda antipatía, repulsión, disgusto, aversión, enemistad hacia una persona. Los sentimientos de destrucción nunca son justificables, el odio atenta contra la posibilidad del diálogo y construcción común, es posible que cada persona sienta la aversión sobre personas, organizaciones.

La tendencia de la humanidad es rechazar testimonios que contradigan lo que pensamos, hoy en día a nivel mundial nos encontramos con la mayor división de la historia al crédito que se otorga a los que piensan por elección propia, se descarta la mayoría de la información que viene de ciertas fuentes y aceptamos sin reservas aquella información con la que nos sentimos más cómodos. Muchos aceptan opiniones sin saber la veracidad y confiabilidad, solo aquello que afirma nuestras propias creencias.

El odio está latente que ni siquiera se menciona que forma parte de la vida diaria; pero es real y quedaron en el olvido los debates con argumentos y vivimos tiempos donde el conflicto moviliza más que las propuestas. Las redes sociales son la propaganda del odio más efectiva, como resultado vemos una población con emociones encontradas e inestables y espíritus quebrantados.

La perspectiva que se da a la religión, política, la raza, causa una división más profunda de heridas en vez de saber que en la diversidad podemos unirnos para sacar la creatividad, innovación y mayor producción para la nación. Ya es suficiente, aquí es urgente que se valore que una campaña de odio y división nos lleva a decir si ganamos o perdemos, no con diálogos que terminan en monólogos; sino dispuestos a sacar y arrancar ese cáncer del odio que es un veneno que destruye desde el interior y corrompe las mentes y corazones. “Si alguien afirma: “Vivo en la luz”, pero odia a otra persona vive en la oscuridad. 1 Juan 2:9 NTV. Elija su menú el perdón o el odio no desperdicie su potencial hoy.