¿Dónde está el dinero?

Entre 1969 y 1972, la Nasa trajo a la Tierra más de 840 libras de rocas lunares, pero existen dudas sobre el destino de algunas de ellas. En total, las seis misiones Apolo que alunizaron recolectaron 2,196 muestras.


El 13 de diciembre de 1972, al final de la misión Apolo 17, los astronautas Eugene Cernan y Harrison Schmitt, los últimos seres humanos que hasta ahora caminaron sobre la Luna, recolectaron varias rocas. El presidente Richard Nixon ordenó que una de ellas fuera fragmentada y enviada a 135 países y a los 50 estados de la unión.


Cada “roca lunar de la buena voluntad” fue encapsulada en una esfera transparente y montada en una placa de madera con la bandera de la nación a la que iba dirigida. Tiempo después, el exinvestigador de la Nasa Joe Gutheinz descubrió que muchas de esas rocas habían desaparecido.


Gutheinz ha señalado que esas rocas lunares no están siendo protegidas de la forma que se debería, y que los países que las recibieron no están llevando a cabo una buena gestión de ese inventario.


Algunas se perdieron, destruyeron o se vendieron en el mercado negro. La roca lunar de la misión Apolo 17 obsequiada a Honduras había sido robada. Pero en 1998 fue recuperada por Gutheinz durante un operativo encubierto bautizado como “Operación Eclipse Lunar”.


Un empresario del Estado de Florida llamado Alan Rosen había pagado US$ 50,000 por ella.

Rosen intentó luego vender la roca a Gutheinz por US$5 millones. Finalmente fue decomisada y posteriormente devuelta a Honduras.


La roca lunar fue sustraída de la Casa Presidencial de Honduras entre 1990 y 1994. En 2020, en medio de la pandemia, se han producido otras sustracciones más terrestres. ¿Dónde está el dinero?