25/05/2024
12:10 PM

Sigue búsqueda del avión MH370 tras avistamiento de nuevos objetos

El capitán Mark Matthews, de la Marina estadounidense, afirmó que es prácticamente imposible localizar las cajas negras.

Kuala Lumpur, Malasia.

Los equipos de rescate continúan hoy la búsqueda del avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo, tras el avistamiento el domingo de varios objetos naranjas en el océano Índico.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, insistió en que no se ha puesto un límite de tiempo al rescate del avión desaparecido.

'La intensidad de la búsqueda y la magnitud de las operaciones aumentan, no disminuyen', dijo hoy Abbott durante una rueda de prensa en la base aérea Pearce, en la localidad australiana de Perth.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA) indicó que en las tareas de búsqueda participan diez aviones y diez barcos a los que hoy se han unido el buque australiano Ocean Shield, que lleva un detector de cajas negras, y un submarino no tripulado.

El organismo australiano explicó en su primer comunicado de hoy que algunas partes de la zona de búsqueda, que está situada a unos 1.850 kilómetros al oeste de la ciudad de Perth, experimentarán una baja nubosidad y lluvias.

Un avión militar australiano avistó ayer cuatro objetos de color naranja de más de dos metros en un área de unos 9 kilómetros dentro de la zona designada para la búsqueda, según la cadena local ABC.

'Para mi tripulación y desde mi perspectiva, tuvimos la mayor visibilidad que hemos tenido en el agua de cualquier tipo de objetos...y tuvimos las pistas más prometedoras', dijo el teniente de vuelo Russell Adams.

Los objetos hallados en ese lugar, donde se ha colocado una boya con un GPS, aún deben ser analizados para determinar si están asociados al vuelo del MH370.

Desde que se perdió el avión varios satélites han captado imágenes de objetos en el océano Índico, así como se han avistado o recuperado otros tantos, pero hasta el momento ninguno ha sido confirmado como parte del avión.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

Las cajas negras ayudarían a explicar la desaparición del vuelo, del que sólo se sabe que alguien desvió de su ruta Kuala Lumpur-Pekín después de que se cortaran los sistemas de comunicación.

Su desaparición desencadenó una operación internacional sin precedentes en la que 26 países han ido modificando las zonas de búsqueda desde el golfo de Tailandia, en el Mar de China Meridional, al Estrecho de Malaca y las Islas de Andamán hasta situarla en el Índico.
Las autoridades malasias revelaron que la CIA estadounidense, el MI6 británico y otras agencias chinas han colaborado con las investigaciones en torno a la desaparición.

De momento las autoridades barajan un acto terrorista, secuestro, problemas psicológicos y un fallo técnico como las causas de la desaparición.

Familiares chinos de los pasajeros del vuelo MH370 exigieron hoy una disculpa del Gobierno de Malasia por la lentitud con la que supuestamente ha reaccionado ante la desaparición del avión, informó el diario 'Straits Times'.

'Queremos pruebas, la verdad, dignidad' decía una de las pancartas que desplegaron en una conferencia de prensa en un hotel cercano al Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, donde algunos de ellos llegaron en la mañana de hoy.

El grupo se quejó de no haber recibido información útil por parte de la delegación malasia en Pekín y solicitó una reunión con el primer ministro malasio, Najib Razak, y con el ministro de Defensa y titular interino de Transportes, Hishamudin Hushein, así como con la compañía Boeing y de los satélites que intervienen en la investigación.

'Queremos que Malasia pida disculpas por el retraso en el rescate', afirmó un portavoz, que también recriminó al primer ministro malasio haber anunciado que el vuelo se estrelló sin tener pruebas.

El exjefe de las Fuerzas Armadas de Australia Angus Houston dirigirá en Perth el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas creado recientemente para rescatar al avión, aunque Malasia seguirá teniendo la responsabilidad de la búsqueda de acuerdo a las leyes internacionales.

'En la medida que nuestras responsabilidades aumenten con el tiempo, no hay otra persona mejor que Angus para coordinar y relacionarse con la gran cantidad de países que participan en esta búsqueda', dijo el primer ministro australiano, Tony Abbott, a periodistas en Sidney.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

Su desaparición desencadenó una operación internacional sin precedentes en la que veintiséis países han ido modificando las zonas de búsqueda desde el golfo de Tailandia en el Mar del Sur de la China, al Estrecho de Malaca y las Islas de Andamán hasta situarla en el Índico.

Las cajas negras ayudarían a explicar la desaparición del vuelo, del que sólo se sabe que alguien desvió de su ruta Kuala Lumpur-Pekín después de que se cortaran los sistemas de comunicación.

El avión transportaba 227 pasajeros, incluidos siete menores, y una tripulación de 12 malasios.