13/08/2022
03:27 PM

Más noticias

Rusia recibe el año 2022 a la espera de la variante ómicron

Rusia afronta la pandemia con una política regionalizada, que delega en las autoridades de las entidades federadas la adopción de las medidas sanitarias.

Moscú, Rusia

Rusia recibe el año 2022 con una batería de restricciones sanitarias a la espera de la variante ómicron del nuevo coronavirus, que hasta ahora apenas ha tenido incidencia en la situación epidémica en el país, según las autoridades.

Mientras en Europa Occidental las cifra de contagios establecen récords y la ómicron se convierte en la variante dominante, en Rusia retroceden a los niveles de hace tres meses y se ha informado de solo varias decenas de casos de la nueva cepa.

Con cerca de 20.000 nuevos casos de covid-19 cada día, pero con más de 900 decesos diarios por esta enfermedad infecciosa, Rusia afronta la pandemia con una política regionalizada, que delega en las autoridades de las entidades federadas la adopción de las medidas sanitarias.

En Moscú, por ejemplo, los mayores de 60 años y los enfermos crónicos sin pauta completa de vacunación deben permanecer en sus domicilios, y el número de visitantes de teatros y museos no puede superar el 70 % del aforo y estos debe contar con un código QR que certifique que estén vacunados o hayan superado la covid-19.La celebración del Año Nuevo es una de la fiestas más populares en Rusia, sobre todo entre los niños, pues es el día del Abuelo Hielo, la versión rusa de Papá Noel, que llega con regalos.

Debido a la situación epidémica, por segundo año consecutivo no tendrán lugar las tradicionales fiestas infantiles de Año Nuevo en el Palacio del Kremlin.

Esta fiestas comenzaron a celebrarse en 1937 y no fueron suspendidas ni siquiera durante la Gran Guerra Patria, como denominan en el espacio postsoviético el periodo de la Segunda Guerra Mundial entre junio de 1941 y mayo de 1945.

Desde 2005, el 1 de enero marca en Rusia el comienzo de unas vacaciones de diez días, ya que a los cinco días festivos por la llegada del Año Nuevo, se suma la Navidad ortodoxa, que se celebra el día 7 de enero, más los días de fin de semana.

Según la ley, si un festivo cae en sábado domingo se traslada a un día hábil. Por ello, las vacaciones de Año Nuevo en Rusia comenzarán este 31 de diciembre y se prolongarán hasta el 9 de enero, inclusive.